Amalita Mercado: una manera de vivir

Amalita Mercado. Desde la Perla del Oeste hacia los sueños. Desde la bella Chilecito hacia el andar danzante de su voz, abriendo los horizontes de un nuevo universo. Amalita Mercado. Con sus credenciales y sus fundamentos. Con la música como estandarte y el anhelo cumplido que se vuelve camino por recorrer.

Ella es la que ama el folklore y también la que vibra hasta la última fibra con el jazz; la que ama, la que sueña, y persigue sin cesar cada uno de sus sueños para lograrlos. Ella es la que sigue luchando cada día por ser escuchada, por ser mirada, por ser amada; la de las botas y las ruanas, la de los rulos rojizos, con destellos de miel, y la que lleva amargos sinsabores del vuelo en picada que es la vida. Ella es la que prueba nuevos maquillajes, la que se anima a nuevas paletas, y a nuevos sonidos. La que sufre, ama y se entrega con pasión a cada una de las personas y cosas que se han cruzado por su camino.

Ella es las armonías de los grupos vocales que escuchaba su madre, y los coros en los que cantaban con su padre; la guitarra y el piano de sus abuelos César y Sofía, el sonido del trabajo duro de su abuelo Domingo y la dulzura de la abuela Aurelia. Ella es un fundamento. Ella es sus fundamentos. Ella quiere seguir siendo soporte y pilar, razón y pretexto, motivo y cimiento para su ser. Para su ser musical. Porque ella es música. Y su música es ofrenda, entrega, compartir. Su música es abrazo. Y en ese abrazo revolotean las alas abiertas de par en par de su nombre: Amalita Mercado. Desde la Perla del Oeste hacia los sueños. Desde la bella Chilecito hacia el andar danzante de su voz abriendo los horizontes de un nuevo universo.

“Fundamento” es el primer trabajo discográfico de la reconocida y destacada cantante chileciteña Amalita Mercado, un conjunto de canciones delicadamente elegidas y que vienen a resumir de alguna manera más de 15 años de carrera junto a la música, desandando un camino que se construye entre el folklore argentino y latinoamericano, con fusiones rítmicas y de diversos géneros que nutren su propuesta artística. “Fundamento”: un conjunto de canciones delicadamente elegidas que el pasado sábado 26 de noviembre se expandieron hacia el cielo nocturno de su tierra, de su raíz más profunda, para ser repartidas entre las manos de quienes la acompañaron en su renacer musical. En su siempre estar renaciendo a la apuesta por lo artístico, cualquiera sea el recorrido por hacer.

Algunas de las canciones de “Fundamento” ya se pueden disfrutar en plataformas digitales como YouTube o Spotify, espacios en los que la música se aloja en estos tiempos de tecnología y virtualidad que, sin embargo, nada tienen que ver con la cercanía que la música de Amalita Mercado genera, ameritando espacios de encuentro que pronto, es de esperar y desear, la lleven a recorrer diferentes escenarios de nuestra provincia y también de provincias vecinas, llevando esa propuesta melodiosa y que se afianza en lo nuestro, en lo que nos define desde una riojanidad que, al mismo tiempo, se abre hacia su búsqueda de interculturalidad.

“Es concretar un sueño; llevo más de 15 años como cantante solista y siempre tuve la dicha de tener muy buenos compañeros músicos, tanto en lo humano como en el talento musical, entonces quería registrarlo de alguna manera”, afirma Amalita a 1591 Cultura+Espectáculos cuando se le pregunta por este primer trabajo discográfico que ve la luz y que significa para ella un arduo trabajo, aunque también un enorme disfrute en el hacer lo que más la apasiona y le llena el alma. Y desde allí, precisamente, desde ese lugar de intimidad que se devela desde la palabra, la cantante chileciteña muestra su particular visión del mundo, de la vida y de la música.

HABLANDO DE LAS PLATAFORMAS Y DE LAS PRIMERAS CANCIONES QUE YA ESTÁN SUBIDAS Y QUE PUEDEN SER ESCUCHADAS, ¿CÓMO TE LLEVAS CON ESTAS NUEVAS MANERA DE PRESENTAR LA MÚSICA, DE DARLA A CONOCER?

Por un lado está bueno porque lo puedo hacer de manera totalmente independiente. Fui aprendiendo cómo se maneja y considero que todo esto ha democratizado muchísimo la distribución de la música. He realizado cursos con Ana Robles, que es una gran referente, y nos comentaba su experiencia; ella llegó a Japón justamente por este viaje de la música y es muy consumida y muy conocida en Japón. Me parece bárbaro y aprendí ese mecanismo; en lo que me toca todavía es muy poquito el impacto que se ve en las estadísticas, pero la verdad es que me parece una herramienta muy potente,

¿CÓMO FUE QUE DECIDISTE ENCARAR ESTE TRABAJO CON TODO LO QUE IMPLICA HOY METERSE EN UN PROYECTO DE MÚSICA? ¿CÓMO FUE QUE TOMASTE ESA DECISIÓN?

Es concretar un sueño; llevo más de 15 años como cantante solista y siempre tuve la dicha de tener muy buenos compañeros músicos, tanto en lo humano como en el talento musical, entonces quería registrarlo de alguna manera. En pandemia decidimos aprovechar el tiempo en ese sentido, porque podíamos hacer algunas cosas y justamente por la tecnología que nos permite hacer grabaciones de muy buena calidad para ser enviadas, también para ser distribuidas después y para ser ensambladas en este caso. Fuimos aprovechado; íbamos al estudio de a uno o iba yo sola a grabar, el director musical ya había dejado lista la pistas. Lo pudimos hacer y por eso se empieza a concretar, porque también por otros tiempos personales de otro tipo de trabajos se iba posponiendo.

CLARO, PASA QUE VOS ESTÁS HACIENDO SIEMPRE UN POCO DE TODO, ESTÁS GENERANDO TODO EL TIEMPO…

Soy docente, tengo 30 años en el sistema educativo. Fui docente de música mucho tiempo en primaria y a la vez en formación docente en el instituto Joaquín V. González hace mas de 20 años, así que tengo casi todas las horas ahí. Mi otra parte del día y del tiempo es la música,

VOS TE DEFINÍS DE ALGUNA MANERA COMO UNA ARTISTA Y CANTANTE DE RAÍZ FOLKLÓRICA ARGENTINA Y LATINOAMERICANA, ¿EN DÓNDE UBICARÍAS ESPECÍFICAMENTE “FUNDAMENTO”?

Justamente, tal cual con esa raíz pero con fusión sí o sí. Hay fusión de ritmos y la presencia del jazz. El director de este proyecto es Jorge Díaz, un músico joven chileciteño que estuvo formándose en otros lugares, entonces él tiene todas esa formación también de la música folklórica académico o clásica y el jazz, entonces hay una muy buena fusión que a mí me gusta mucho también. Es lo que siempre busqué también, porque por lo general mi propuesta si bien es folklórica, no se trata del folklore clásico, el que estamos acostumbrados a escuchar.

¿LAS CANCIONES SON DE TU AUTORÍA, LAS ELEGISTE VOS, CÓMO FUISTE TRABAJANDO CON ESO?

Por lo general soy intérprete, pero me animé también a escribir algo, a componer. En este disco va a haber alguna canción mía y con otros músicos amigos como Germán Abilar y Jorge Díaz. Pero de ahí en más son canciones que me acompañaron siempre, canciones que siempre suenan por las diferencias en esa fusión qué es lo que más me atrapa siempre y autores clásicos nuestros como Cuchi Leguizamón, Raúl Carnota que tampoco son lo más clásico y conservador. En realidad mi oído viene desde una madre que escucho música vocal, me crié con grupo vocales como Zupay, trovadores y ella era coreuta, profe de piano y estuvo en algunos grupos vocales aquí en Chilecito, entonces siempre me sonó otra cosa además del folklore.

JUSTAMENTE IBA A PREGUNTARTE SOBRE ESO, ¿SI TUVIERAS QUE BUSCAR O ENCONTRAR UNA RAÍZ EN TU VÍNCULO, EN TU RELACIÓN CON LA MÚSICA, DÓNDE LA UBICARÍAS? ¿DESDE DÓNDE VIENE ESTO DE LA MÚSICA, ESTA RELACIÓN CON VOS?

La música estuvo siempre; nací en una familia de músicos, mi abuelo fue uno de los primeros profes de guitarra en Chilecito y mi abuela tocaba el piano, era típico que las familias tuvieran un piano y que tuvieran que estudiar piano sí o sí, las mujeres sobre todo, era cultural eso. En este caso, más allá de lo cultural, también fue por pasión porque les gustaba. Mis tíos son también pianistas, así que siempre nuestras reuniones familiares, han sido reuniones musicales sobre todo, guitarreadas, y mi padre se suma a eso no porque tiene todo un espíritu luthier, por eso la sala que fundamos se llama Nauray Takki, viene desde ahí un grupo que teníamos cuando éramos chicos; mi padre construía los instrumentos. La música siempre estuvo presente, y la casa abierta a recibir amigos, a hacer fiestas con música. Toda la vida estuve ahí, estudié piano, fui profe de música y es mi motor, por eso el nombre del disco: ‘Fundamentos’.

¿QUÉ RECUERDO TENËS DE LA PRIMERA VEZ QUE ESTUVISTE EN UN ESCENARIO O FRENTE AL PÚBLICO?

Y fue un poco obligado cuando éramos chicos, aunque fuimos haciéndolo como un juego con mis hermanos, y mi padre se enganchó con la idea y armó el proyecto. No teníamos consciencia de lo que era estar en un escenario. Después ya pasó de ser juego a una cosa un poco más seria. La última actuación de Nauray fue en el Teatro Griego de Córdoba y hoy me encantaría estar y no sé cómo, pero estuve y no tomé consciencia de lo que era en ese momento. Luego me alejé un poco de los escenarios, porque también era mucha presión y como todo artista que se dedica de lleno hay que resignar muchas otras cosas para estar ahí. Fue a mis 20 años cuando terminamos con Nauray y yo vuelvo recién a los 34, 35 años a elegir volver a estar en un escenario,

ES DECIR QUE HAY COMO DOS INSTANCIAS EN TU VIDA, EN TU RELACIÓN CON LA MÚSICA. IMAGINO QUE HOY SOS MUCHO MÁS CONSCIENTE DE ESE CAMINO QUE ELEGÍS HACER…

Sí, totalmente, de hecho con la línea en la que estoy, el no ser folklorista clásica. No tenés lugares para tocar siempre y mucha gente me ha sugerido cambiar de repertorio, hacer otras cosas, hacer cosas más populares, ‘canta algo que sepamos todo’, por ejemplo, lo típico. A mí me resuena esto que busco y que quiero, con esas consecuencias también, que no siempre tenés lugares donde tocar.

PERO SOS CONSCIENTE DE ESO Y DE TODAS FORMAS DECIDÍS IR POR ESE LADO…

Tal cual, porque me encantaría que mi trabajo principal sea este, ese es un sueño de todo artista, pero por lo general en estos lados del mundo tampoco es tan fácil porque no es solo en La Rioja, sé que todos los artistas la pelean. A su vez, a armar el producto artístico y ser puesto en alguna escena requiere de otra técnica que desde el arte independiente es muy complicado también.

CLARO, NO SE TRATA SÓLO DE LA MÚSICA, SINO QUE ACTUALMENTE HAY MUCHAS OTRAS DEMANDAS COMO ESTAR EN LAS REDES, MOSTRAR UNA IMAGEN, ¿ES UN COMBO MUY COMPLEJO?

Algunos hemos podido durante la pandemia hacer muchos cursos para estar pendientes de cómo es la movida en ese sentido, por ejemplo, este lanzamiento elegimos hacerlo de esta forma que se llama lanzamiento en cascada, que vas lanzando algunas canciones para que realmente sean escuchadas. Es una estrategia de mercado para que las canciones se escuchen, porque vos si presentas el disco completo con las 12 canciones difícilmente la gente le preste atención a esas 12 canciones

SABEMOS QUE ES DIFÍCIL, QUE CUESTA Y QUE HAY UNA REALIDAD COMPARTIDA CON OTRO MÚSICOS RESPECTO DE LO DIFÍCIL QUE SUELE SER PODER MOSTRAR LO QUE UNO HACE. ¿ES MÁS DIFÍCIL AÚN ESTANDO EN CHILECITO, EN EL INTERIOR PROVINCIAL?

Tiene sus pro y sus contras; depende cómo vos te muevas en las redes, podés tener un poco más de visibilidad, pero a la hora de tocar qué es lo que queremos todos los músicos, presentar nuestra propuesta es lo que se complica. Yo siempre digo estamos en el interior del interior, porque físicamente y geográficamente es lejos, nos queda lejos todo. Si bien la Rioja es donde más vamos a tocar y está muy bueno la posibilidad, es un viaje de 200 km, tenés que quedarte a pasar la noche para descansar. Es la realidad de todos los artistas, ¿no? Pero sí, se complica, y se complica también desde el lado del género.

BUENO, A ESO IBA, A ESO QUERÍA LLEGAR TAMBIÉN, PORQUE TAMBIÉN SOS UNA MUJER QUE VIENE TRABAJANDO MUY INTENSAMENTE EN LAS CUESTIONES DE GÉNERO, QUE LE ESTÁ PONIENDO EL CUERPO DESDE HACE YA MUCHO TIEMPO Y SURGE ESTA DIFICULTAD ANEXA, EL HECHO DE SER MUJER Y TENER QUE ESTAR PELEANDO POR EL CUPO…

No quisiéramos pero sí. Con Anita Murúa, por ejemplo, que somos las cantantes más grandes en este lugar, que tenemos una propuesta armada, ella incluso mucho más que yo porque hace 30 años que está en los escenarios, seguimos luchando por lo mismo, porque si te convocan tenés que abrir, nunca vas a tener un horario central y siempre el argumento es ‘la propuesta de ustedes muy tranqui, chicas’ y si no dan lugar a que la gente conozca esa propuesta tampoco sabemos si vamos a convocar o no. Con ella, con Isadora Zerbini, con Nati Olivera y Mónica Sánchez venimos haciendo algunos espectáculos también que vienen siendo muy espaciados, justamente por esto, por todo lo que implica el armado en sí de lo que fue ‘Mujeres I y II’ y ‘Cuando las mujeres dicen’.

EN DEFINITIVA SE TRATA DE PELEARLA TODO EL TIEMPO DESDE DIFERENTES LUGARES..

Mucho más cuando todo es independiente. La Municipalidad, reconozco y agradezco, siempre ha colaborado con el sonido, que quizás es una de las cosas más caras, pero muchas veces a 24 horas del show recién estamos confirmándolo. En Chilecito ni siquiera tenemos un espacio armado; sería mucho más fácil con un teatro, por eso venimos pidiendo hace años, aunque sea el mismo San Pablo que estuviera en condiciones técnicas, con butacas con un buen sonido. Sé que hay otras prioridades, pero el arte también debería ser una prioridad.

¿QUÉ TE GUSTARÍA QUE PASE CON FUNDAMENTO? ¿CUÁLES SON TUS EXPECTATIVAS CON ESTAS CANCIONES, CON ESTE DISCO?

Comienzo y fin como digo en uno de los videítos promocionales porque es así: termina una etapa, pero la verdad que uno no es consciente de que empiezan otras posibilidades a raíz de tener ya el producto completo, tanto desde el acompañamiento musical como en el proyectar algo como artista hacia otras provincias, hacia otros escenarios, en otros encuentros quizás de mujeres. Hay algunas convocatorias ya.

¿CUÁLES SON TUS REFERENTES, SI TUVIERAS QUE ELEGIR A ALGUNO QUE TE HAYA MARCADO EN TU VIDA MUSICAL?

Mercedes Sosa sin duda, Eladia Blázquez, Liliana Herrero y Cuchi Leguizamón. Definitivamente de los varones es el primero que siempre me atrapó y Raúl Carnota, que tuve la dicha de que estuviera en mi casa cuando vino a Chilecito. Son referentes que llegaron justamente por estas búsquedas. En los ‘80 mi oído se fue hacia Lito Vitale y Lucho González, por ejemplo, que ellos proponían esa función tan fascinante para mí, que salía de lo clásico, de lo que se escuchaba en mi casa. Por eso viene toda esa búsqueda con estos referentes, porque el Cuchi si bien es muy conocido ahora, en su momento también fue cuestionado por el tipo de armonías que proponía. Yo soy fanática de Ana Robles, la admiro profundamente; Ramiro González, Pancho Cabral, la misma bruja Salguero, todo el trabajo que está haciendo ella como artista, su carrera, como la potenció y cómo trabajó para estar donde está.

¿QUÉ MÚSICA ESCUCHÁS HABITUALMENTE, EN UN DÍA DE TU VIDA?

Jazz, sobre todo jazz, en gran parte de mi día escucho jazz. Y sí mucho de lo que me interesa de los proyectos nuevos, todos estos referente que te digo los tengo de memoria, vuelvo a algún disco, a alguna cosa nueva que tengan o alguna canción que estoy sacando, busco varias versiones cuando es laburo, pero a la hora de escuchar siempre escucho jazz y me gusta mucho el jazz nuevo, el de los ‘90 para acá, hay muchos clásicos también. Me encanta como el jazz se ha metido en todos los demás géneros, porque es así, está muy metido como base musical; la potencia que ha tenido como música y que viene desde lo negro, desde las raíces; nuestra América Latina también está ahí. Escucho mucha música latinoamericana.

DE TODAS FORMAS EN LA ACTUALIDAD LA MÚSICA ES UNA FUSIÓN PERMANENTE, ES DIFÍCIL ENCONTRAR UN GÉNERO PURO, ¿NO?

Tal cual porque eso ha pasado también me parece a mí con toda la formación que hay desde los ‘80 en adelante; prosperaron todos más allá de los conservatorios que es lo único que tenemos este tiempo y alguna carrera de universidad que pocos podían acceder. Después de eso también se expandió a distintos conservatorios, academias, universidades privadas, eso se nota muchísimo,

LEÍ Y ME GUSTÓ MUCHO LA FRASE QUE VOS TOMÁS PARA DEFINIRTE COMO MÚSICA, ESTO DE “CANTO EN PRIMER LUGAR PARA SOSTENERME A MÍ MISMA”, ¿CÓMO LO DEFINÍS A ESO, QUÉ SIGNIFICADO REAL TIENE PARA VOS?

No lo puedo explicar, porque es como respirar para nosotros. Es una necesidad vital realmente, y muchas veces, con todo lo que hago, porque está mi parte de productora, de docente, digo ‘bueno, no hago nada, no sigo’; tantas veces dije lo mismo y al día siguiente seguís y volvés a vocalizar y volvés a cantar. Es una manera de vivir, es mi manera de vivir.

Ella es sus fundamentos. Ella quiere seguir siendo soporte y pilar, razón y pretexto, motivo y cimiento para su ser. Para su ser musical. Porque ella es música. Y su música es ofrenda, entrega, compartir. Su música es abrazo. Y en ese abrazo revolotean las alas abiertas de par en par de su nombre: Amalita Mercado. Desde la Perla del Oeste hacia los sueños. Desde la bella Chilecito hacia el andar danzante de su voz abriendo los horizontes de un nuevo universo.

AMALITA MERCADO X AMALITA MERCADO. Para definirme le pido prestadas las palabras a una gran artista como es Carmina Cannavino: “…canto en primer lugar para sostenerme a mi misma…” Soy artista de Chilecito, La Rioja, Argentina, cantante y gestora cultural. De raíz folclórica y latinoamericana que nutrieron mis padres, abuelos y la familia entera, que desde sus antepasados bregaron por mantener viva la raíz folclórica. Soy intérprete de autorxs y compositorxs riojanos, argentinos y de nuestra gran Latinoamérica, con el objetivo de mantener viva las raíces que nos forman y marcan el camino. Desde siempre la música me acunó, en este pueblo de tradiciones fuertes, de mágicas imágenes arrulladas por los sonidos del violín de mi abuelo Cesar, o del piano y voz de mi madre Amalia. Además. soy cantante coral de la formación Coral Vocalese, de la ciudad de Chilecito. Creadora de Cuestión de Mujeres I (2008) y Cuestión de mujeres II (2010) espectáculo con una mirada integral de la mujer en todas sus facetas, que abordó esta temática desde un cancionero argentino y latinoamericano. Creadora y productora general del espectáculo Cuando las mujeres dicen… (2019), espectáculo que continuó en la misma línea de la temática femenina, pero desde un cancionero estrictamente de autoras y compositoras mujeres. Participación en diversos eventos culturales de la ciudad de Chilecito, y la de la provincia, a destacar: Feria del libro Chilecito 2008 / 2011; Feria del libro como parte de la delegación de Chilecito en la ciudad de La Rioja (2010); Peña El Lagar (2011); Peña La Topada (2019); Festival de Navidad en los Cerros (2020).

SOBRE “FUNDAMENTO”

En Fundamento conviven 12 canciones, seis del cancionero argentino y riojano y seis del cancionero latinoamericano, entre ellas dos que le pertenecen en letra, con la participación de músicos chileciteños. Estas piezas musicales están arregladas y dirigidas por Jorge Díaz, músico, arreglador y productor musical de Chilecito, y participan además Ramón Plaza en guitarra, Lucas Márquez en bajo, Jorge “Pela” Castro en batería y Facundo Saavedra en percusión latina.

Las canciones seleccionadas son aquellas que acompañaron a la artista a lo largo de su vida, y que resuenan una y otra vez en versiones que se adueñaron de su sentir. Compositores como Ana Robles, Ramiro Gonzáles. Pancho Cabral, Raúl Carnota, Pedro Aznar, Cuchi Leguizamón o Daniel Costas, entre otros, son los que dan forma a este entramado de sonidos que configuran este primer trabajo discográfico de Amalita Mercado, como concreción de un sueño que se viene trabajando desde hace más de dos años. La grabación se realizó en Otro Planeta Récords, del músico chileciteño Alfredo Idalgo, en un espacio que facilita y da impulso a muchos artistas de la zona para concretar sus proyectos discográficos.

FICHA TÉCNICA: “FUNDAMENTO”, DE AMALITA MERCADO

Músicos: Daniel Soria: guitarra; Sergio “ Oso” Mercado: percusión; Ramón Plaza: guitarra – percusión – accesorios; Facundo Saavedra: percusión latina; Lucas Márquez: bajo; Renzo Chade: batería; Joel Costas: bajo – voces; Jorge Díaz: guitarra – flauta traversa – arreglos; Ramón “Loro” Lucero: saxofón.

Dirección musical: Jorge Díaz / Estudio de grabación: Otro Planeta Récords /Fotografía: Federico Carrizo / Estilismo: Alejandro Ruitti / Maquillaje artístico: Franco Salazar / Ilustración: Germán Abilar / Diseño gráfico y comunicación: Martín Denegro.

Producción general: Amalita Mercado.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp