LA CIENCIA FICCIÓN TIENE QUIEN LE ESCRIBA

LA CIENCIA FICCIÓN TIENE QUIEN LE ESCRIBA

La escritora Adriana Cloudy presentará en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires su primera novela: Una vuelta al cielo. Oriunda de Tandil, pero viviendo en La Rioja desde el año 1994 se impuso en el Primer Concurso de Novela Juvenil de la editorial Nuevo Extremo y abrió las puertas hacia una nueva dimensión para la literatura local.

Corre el año 2092. Una nueva humanidad ha surgido gracias a la intervención de la ingeniería genética. Pero, si bien las emociones han sido controladas, poseen una mente poblada de voces que, en sus cerebros, albergan diferentes personalidades con deseos propios. En esta sociedad vive Nine, cuyo tiempo vital se agota porque ella ha sido víctima de un error de diseño en su ADN que acorta irremediablemente su vida. A pesar de la cercanía de su muerte, quiere proporcionar a una de sus personalidades la realización de un deseo: quiere darle a Nube la posibilidad de enamorarse, algo olvidado por la mente humana. Y podrá lograr esto gracias a que es seleccionada por la Sociedad para el Movimiento de Abstracción (SOMA) que controla y supervisa contactos vía Internet con personas del pasado. Así, mediante un supuesto juego virtual, Nube conocerá a Zang, un adolescente que entabla una relación con esta chica desconocida, misteriosa y lejana. Su cariño mutuo crecerá entre chats y canciones, pero su amor no permanecerá indiferente ante la falta de caricias y besos reales. SOMA, a pesar de las críticas del estado por el deterioro de la salud de Nine, permitirá que ambos jóvenes sigan en contacto, estudiando el caso con distintas intenciones. Pero, ¿podrá la muerte, en nombre del amor, durar eternamente?
La sinopsis da cuenta del libro “Una vuelta al cielo” de la escritora Adriana Cloudy. Oriunda de la ciudad de Tandil, pero viviendo en La Rioja desde el año 1994, Cloudy surge como una voz propia dentro de un género plagado de autores y que suele estar entre las preferencias de los lectores adolescentes, ávidos de encontrar nuevas historias que los sorprendan y los lleven a mundos inverosímiles, pero que siempre pueden encontrar, al mismo tiempo, fuertes anclajes en la realidad que les toca vivir.
Grata sorpresa la aparición en La Rioja de una pluma de ciencia ficción como la de Cloudy, que ya obtuvo un importante reconocimiento a nivel nacional, al ser galardonada con el primer premio del Concurso de Novela Juvenil que fuera organizado por la Editorial Nuevo Extremo y que, como tal, la llevará a la alfombra del mayor evento editorial en el país, como es la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.
Allí estará la escritora (por adopción) riojana el próximo 9 de mayo, oportunidad en la que podrá entrar en contacto con los lectores de su novela, al mismo tiempo que inaugurará una nueva dimensión para la literatura local. Esta es, tal vez, la mayor de las satisfacciones que expresa Cloudy al dialogar de manera exclusiva con 1591 Cultura + Espectáculos, dejando a la luz su amor por estas tierras que le abrieron sus brazos cuando llegó detrás de nuevas oportunidades laborales. Hoy la situación de Cloudy es diferente: desempleada, con una hija y prácticamente sola por estos pagos, la literatura le tiende una mano para soñar con un futuro promisorio que eche raíces, a partir de la ciencia ficción, en una realidad palpable.
Adriana cuenta que escribió “Una vuelta al cielo” el mismo año en que falleció su madre. “Lo terminé en el mes de julio mi mamá murió en Mar del Plata en septiembre del 2013”, recuerda y narra además que “en el 2017, cuando la novela ganó, se cumplían diez años de mí recuperación, tras un cáncer que me mantuvo internada en el hospital Vera Barros. Me avisaron unos días antes del aniversario de fallecimiento de mamá”. Más adelante, hace referencia también a su padre, “la razón por la que vivo en La Rioja; lo perdimos en el 2015. Así fue como nos quedamos mi hija Tiffany y yo las dos solas en la ciudad”.
Las referencias son tan importantes como determinantes en la vida de la escritora. Marcas, huellas que trasuntan en el tiempo y que la traen a este presente en el que, cuenta, se sienta a escribir y deja que los personajes la guíen.
¿CÓMO NACE TU RELACIÓN CON LA ESCRITURA?
Hace 10 años que escribo, pero siempre lo hacía para mí. Como mucho, mis publicaciones pasaban por revistas virtuales. Siempre he sido lectora y eso es algo que tengo que agradecer a mi mamá, que desde chica me acercó a los libros. Por otra parte, me siento muy cómoda con la narrativa juvenil, que en la actualidad tiene una nueva categoría para jóvenes adultos y eso te da mucha libertad para poder escribir. Es sin duda un campo muy amplio donde moverte, siempre y cuando los protagonistas sean jovenes.
¿Y CÓMO FUE EL CAMINO PARA “UNA VUELTA AL CIELO”?
“Una vuelta al cielo” ya estaba terminada hace algunos años. A través de Facebook supe que Del Nuevo Eextremo Editorial llamaba a un consurso de narrativa juvenil. En ese momento vi una oportunidad, y a pesar que en una primera instancia lo dejé en suspenso, finalmente decidí concursar.
¿CÓMO FUE QUE TOMASTE ESA DECISIÓN?
Sentí que era un buen momento para que a la novela la viera alguien, para que llegue a los ojos de alguien. Fue a fines de agosto del año pasado cuando llamaron para decirme que iban a publicar la novela y que era ganadora del concurso.
¿Y A PARTIR DE ALLÍ, CÓMO SE FUE DANDO TODO?
Creo que todo se dio en el mejor momento. Prácticamente al tiempo que me anunciaron que había ganado el concurso, Del Nuevo Extremo se asociaba con Editorial Océano, con lo cual la distriubión del libro se realizará en Argentina y Latinoamerica. Fue por eso que me sugirieron que esperara para la publicación; entonces preferí postergar y que fuera lo mejor para la novela.
¿CÓMO DESCRIBIRÍAS, EN POCAS PALABRAS, A TU NOVELA?
“Una vuelta al cielo” es una distopía que presenta una sociedad futurista, personas que fueron diseñadas genéticamente; la ciencia ha intervenido para que las personas puedan sobrevivir, pero no todo sale bien, ya que se producen en algunos un error genético. Es importante señalar que todos los personajes son esquizofrénicos, con múltiples personalidades, de tres a nueve o diez personalidades diferentes y son medicados para que esas personalidades no generen caos en su cabeza todo el día. De alguna manera se han modificado las actividades cerebrales, no responden a sus emociones, el cerebro solo se concentra en mantener el cuerpo sano todo el tiempo. En esta sociedad vive Nine, cuyo tiempo vital se agota porque ella ha sido víctima de un error de diseño en su ADN que acorta irremediablemente su vida. A pesar de la cercanía de su muerte, quiere proporcionar a una de sus personalidades la realización de un deseo: quiere darle a Nube la posibilidad de enamorarse, algo olvidado por la mente humana. Y podrá lograr esto gracias a que es seleccionada por la Sociedad para el Movimiento de Abstracción (SOMA) que controla y supervisa contactos vía Internet con personas del pasado. Así, mediante un supuesto juego virtual, Nube conocerá a Zang, un adolescente que entabla una relación con esta chica desconocida, misteriosa y lejana. Su cariño mutuo crecerá entre chats y canciones, pero su amor no permanecerá indiferente ante la falta de caricias y besos reales.
¿DE DÓNDE SURGEN TODAS ESTAS IDEAS QUE PLASMAS EN TU LIBRO?
El escritor siempre tiene mil preguntas. Y yo tenía muchas preguntas en torno al amor, que es el eje disparador de toda mi escritura. Hay algo que siempre hago, que es observar cómo se va moviendo la gente en las redes sociales, especialmente los adolescentes y sus relaciones amorosas en la distancia que son cada vez mas habituales. Hay muchos amigos que no se conocen. Y la novela tiene un anclaje en esto, en estas nuevas realidades, al igual que toda la ciencia ficción. Se trata de una novela acerca del amor, con muchas reflexiones y cosas que pasan que te hacen pensar.
¿Y CÓMO TE PARÁS DE AQUÍ EN ADELANTE?
Siento que me paro con las dos piernas en el mejor lugar, porque la novela va a debutar en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Parece increíble aún que mi libro va a estar ahí, pero espero que la gente ame a esta historia, porque es una historia en la que vas a poder encontrar muchas cosas que te van interesar.
¿Y CÓMO PENSÁS QUE SERÁ EL RECORRIDO QUE HARÁ LA NOVELA EN LA RIOJA?
Entre los adolescenetes el género de ciencia ficción está muy desarrollado en La Rioja. Y considero que este logro mío va a ser una apertura nueva para muchos escritores. A la editorial no le ha importado que sea una persona que vive a mas de mil kilómetros de Buenos Aires y me demostraron que tienen mucha fe en este producto. Yo sabía que la novela podía competir con historias que vienen desde afuera y eso la ayudó a ganar el concurso. Normalmente dejo que mis personajes me lleven y eso me está funcionando. Pero más allá de esta cuestión puntual, siento que lo mejor para La Rioja es que la novela haya sido seleccionada. Va a abrir muchas puertas a otros escritores y ayudará a que muchos se animen a escribir historias nuevas. Yo escribo sobre terror, misterio, suspenso y busco, por ejemplo, dar nuevas versiones a las leyendas locales y traerlas a la actualidad.
¿CUÁLES SON TUS EXPECTATIVAS DE AQUÍ EN MÁS?
Espero poder publicar otras novelas. Entiendo que esto queda ya como un antecedente, que es mucho. En lo personal, me gustaría poder versionar la novela al inglés para poder llegar a un público más amplio. En la actualidad los caminos ya no son tan difíciles de recorrer. Cuando decidí concursar estaba llena de conflictos y de temores por mostrar la novela; para mí fue un arriesgarme. No obstante, hoy estoy enfocada en que mi historia encuentre un hogar y que pueda llegar al lector. Considero que la novela está en el mejor lugar. Por otra parte, la editorial se porta como yo esperaba que se porten. En la historia tiene mucha importancia todo lo que tiene que ver con el rock y eso me lo respetaron mucho. “Una vuelta al cielo” hace referencia también, entre otras, a una canción de Caifanes. Cuando dejo de escribir, escucho música y la música me abre las puertas. Luego descubrí que eso es mutuo, es un ida y vuelta todo el tiempo.
¿Y CON QUÉ EXPECTATIVAS ESPERAS LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO EN BUENOS AIRES?
Es muy importante poder estar, acompañar a tu novela, sobre todo cuando sos nuevo. Es importante estar cerca, ver qué pasa con ella. El proceso de difusión siempre es algo que cuesta mucho, cuesta acompañar al libro, pero es un trabajo que hay que hacerlo, hay que acompañar la obra, sino queda anónima.
¿TENES REFERENTES A LOS QUE CONCURRAS CON ASIDUIDAD?
Sigo leyendo, disfruto, leo mientras escribo. Mi gran maestro siempre va a ser otro escritor y algunos de mis referentes son Kafka, Asimov, Bradbury, Mujica Lainez, Poe. Siempre son mis autores de cabecera, son como lo que uno tiene de referencia.

UN POCO DE CLOUDY

Adriana Cloudy (Gladys Adriana Techera) Nació el 13 de enero de 1971 en Tandil (Buenos Aires) y su niñez y adolescencia transcurrió en la ciudad de Mar del Plata. Actualmente vive en la ciudad de La Rioja, junto con su hija. Estudió Producción y Dirección Audiovisual. Administra su blog menteimperfecta.blogspot.com y crea contenidos para una página dedicada a los relatos de misterio y leyendas.

En 2017 ganó el primer premio del 1º Concurso de Novela Juvenil del Nuevo Extremo con su novela “Una Vuelta Al Cielo”. Además de escribir, realiza eventos y encuentros de lectores buscando incentivar la lectura entre los niños y adolescentes.

En el año 2007 realizó el festival de Rock Kultura Under (vinieron a tocar a La Rioja dos bandas de Mar del Plata con bandas locales en el Galpón de La Vieja Estación).

Colaboró además con otros eventos de Rock ese año. En el 2016 realizó la Fiesta del Terror en el Parque Yacampis.

En el año 2017 se celebró el Día del Libro con la Biblioteca Mariano Moreno y el grupo Danzarte también en el Parque Yacampis y organizó dos veces al año los encuentros para lectores “Leer es una felicidad para compartir” para intercambiar libros y vender ejemplares de segunda mano, en una especia de trueque para amantes de la lectura.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

seis − 1 =