La palabra es tan necesaria siempre

La palabra es tan necesaria siempre
MAGDALENA BÓ, ESA MUJER CON LA VOZ QUE SE ABRE DE PAR EN PAR COMO ALAS EN VUELO PLENO, VOLVERÁ A CONGREGAR A OTRAS VOCES EN EL MARCO DE LA FERIA DEL LIBRO LA RIOJA 2019. SERÁ ESTE DOMINGO 30 DE JUNIO, A LAS 18, EN LA SALA ARTURO ORTIZ SOSA DEL MUSEO FOLKLÓRICO.
Hay alguien que hace del lenguaje inclusivo una verdadera militancia, más allá de los modismos de turno, polémicos en algunos casos, oportunistas en otros. Hay alguien que hace de la palabra y su buen uso, pero por sobre toda las cosas de la palabra y su infinita capacidad de comprensión, de entendimiento y de abrazo, un estilo de vida que trasunta a través del tiempo y se convierte, siempre, en punto de encuentro que va, precisamente, “detrás de esa palabra”.
Magdalena Bó, esa mujer con la voz que se abre de par en par como alas en vuelo pleno, volverá a congregar a otras voces en el marco de la Feria del Libro La Rioja 2019. Será este domingo 30 de junio, a las 18, en la Sala Arturo Ortiz Sosa del Museo Folklórico. ¡Vamos todos a poemar! se llama el evento en que se dará rienda suelta a la lectura de poemas en todos los formatos: braille, lengua de señas y tinta.
¿Pero quién es esta trabajadora incansable de la palabra? Magda Bó, como se la conoce largamente en el medio, es fonoaudióloga y poeta. Nació en Comodoro Rivadavia, Chubut, pero vive en La Rioja desde hace 30 años, lo que la convierte en una riojana más. Junto a su familia vivió muchos años en la ciudad de Chilecito, donde se desempeñó en el Hospital Eleázar Herrera Motta, en la Escuela Polivalente de Arte y en su consultorio privado. Ya en la ciudad de La Rioja trabajó como fonoaudióloga en el Hospital Enrique Vera Barros, en gabinetes psicopedagógicos y en centros de salud, al tiempo que desarrollaba su tarea como capacitadora en la Dirección de Discapacidad.
Pero Magda es también una creadora incansable, destacándose como poeta y comunicadora a través de su programa radial Detrás de esa palabra, con muchos años ya en el aire y con sus poemarios, que ya suman cinco: Nostalgias del alma (2008), Poemas para leer (2010), Son solo palabras desde el alma (2013), Emocionarme (2016) y Huelo a Canela (2017); en tanto que actualmente, se encuentra en proceso de edición su próximo material, Tres cielos azules.
Precisamente en relación a su labor literaria, Magda dialogó con Alicia Corominas y Fernando Viano en el marco del programa radial Entre letras y naranjos para dejar definiciones y conceptos que dan cuenta de su fundamental compromiso con el decir.
“La escritura a mi vida llega desde muy temprano, creo que cuando abrí los ojos a la vida. La poesía, el cuento, la narrativa llega por el oído, y es así como nos entra al alma”, asegura Bó, quien además recuerda con cierta emoción y nostalgia que “mi padre nos hacía recitar, y ese recitado, esas poesías, esas palabras calaron muy profundo. La escritura y la oratoria estuvieron desde siempre; mi padre llegaba del trabajo, nos sentaba y nos hacía recitar y cada una de nosotras (ella y sus hermanas) nos esmerábamos para hacerlo de la mejor manera”.
Muchas de las poesías de Magdalena Bó se encuentran en antologías nacionales e internacionales, lo que brinda señales de su trascendental trabajo literario. Pero además, Magda es una verdadera hacedora cultural. Desde 2012 y durante tres años fue una de las organizadoras del Certamen del Poema Ilustrado, en la Secretaría de Cultura de la Provincia. De igual manera, organizó el espacio de lectura Poemas para leer y Poemas a la hora del té, a lo que luego sumó Poemas a la carta.
“Cada día me descubro en una palabra nueva, en un verso nuevo, en una postura nueva frente a la poesía y eso me encanta porque eso es fluir, eso es crecer, mirarnos de otra manera”, afirma Bó, quien en 2017 fue nombrada Embajadora de la Palabra por la fundación César Égido Serrano de Madrid y en 2018 Académica Asociada por la Academia Latinoamericana de Literatura Moderna de Acapulco, México, distinciones que llegan como lógica valoración a su trabajo de inclusión a través de la palabra, siendo la primera poeta en publicar en formato braille, parlante, audiolibro, video poemas en lengua de seña y tinta.
“Es una tarea de hormiga; todo está hecho a pulmón”, afirma y agrega: “yo tomo a la poesía como un puente, para llegar. Pero creo que falta mucho por hacer aún. Tenemos la palabra, el poder de la palabra en la poesía, en el poema, pero falta más poesía en las escuelas, por ejemplo. Saber escucharnos, con el poema, podría cambiar un montón de cosas”.
Detrás de esa palabra, el programa que se emite por Radio UNLaR, está a punto de cumplir sus primeros 8 años de vida y es fiel reflejo de ese trabajo de Magda entre el decir y el escuchar, como una manera de alcanzar la comprensión tan necesaria. “Detrás de esa palabra nació como Palabras en Concierto junto a Perla Chirino. Hace ya tres años que estoy en Radio Universidad. Hoy estaba leyendo, precisamente, que las palabras son cuerpos vivos. Tienen tanto de emoción, de pulsión, de ese grito, de ese pensamiento que siempre se renueva”, cuenta y reflexiona, y cita a Alejandra Pizarnik para comenzar a hacer referencia al que será su próximo libro: Mis tres cielos azules. “Pizarnik era una desarraigada y ese desarraigo la llevaba a buscar esa palabra y a mí me ocurre lo mismo. Así me encuentro yo cuando hago un poema, con esto de no encontrarse, que uno no es de un lugar ni de otro. Creo que el mayor tiempo de mi vida está vivido en La Rioja y eso pesa también en uno y en esa búsqueda continua”.
“Este cielo me encanta. Bajo este cielo pude crecer profesionalmente, y también en esto, junto con mi marido, con mis hijos. Este cielo es el cobijo de todo eso; estos cerros lo son también. Pero siempre está también ese mar para volver, y ese cielo de la Pampa, ese cielo y horizonte. Y está también el cielo del sur de Córdoba. Pero acá está el cobijo. Lo que pasa es que son muchos nidos y uno es como que siempre está dando vueltas”.
“Mis tres cielos azules es un libro que quiero mucho. Hace dos años que tengo reunidos los poemas. Tiene poemas de distintos lugares, de mis distintos nidos, de mis tres distintos cielos; poemas a la mujer; poemas intimistas, de la búsqueda de la palabra. Como todos mis libros, va a estar hecho en todos los formatos: braille, audio libro, parlante, video poemas en lengua de señas. Y es que una no puede dejar la profesión del todo. La palabra es tan necesaria siempre”, concluye.
(La presente nota fue publicada en el suplemento 1591 Cultura + Espectáculos de diario NUEVA RIOJA. Con la colaboración de Alicia Corominas)
Comparte en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

20 − 4 =