Si huele a café, huele a poesía

Si huele a café, huele a poesía

Papeles del Café Gijón, el último libro de José Novo (publicó previamente Canto de un hombre solo, y Hombre de pan y luz) ancla en su portada la imagen de uno de esos espacios míticos que, con el correr de los años, terminan por convertirse en “reductos culturales, símbolos de la ciudad que los alberga, repúblicas de sueños para los artistas, los creadores y los intelectuales”, tal como queda definido por José Bárcena en la carta de presentación del sitio que fuera fundado en la primavera de 1888 por el emprendedor y nostálgico gijonés, Don Gumersindo García, que bautizó a su negocio, ubicado entre la Cibeles y Colón, en el Paseo de Recoletos número 21 de la llamada Villa y Corte de los Milagros, Madrid, con el nombre de la ciudad que lo vio nacer.

Con esa impronta, y con absoluta consciencia de su escritura, Novo se remonta a los tiempos en que solía sentarse “en un rinconcito del bar y era como ver una película fantástica”, aunque aclara que no hay referencias al Café Gijón en sí, sino que se trata más bien de “una especie de homenaje a un lugar por el que pasaron grandes escritores, actores, músicos, tertulias, charlas y conferencias de los más grandes, de la generación del ‘27, por ejemplo; y hoy incluso actores, periodistas y personajes que siguen pasando por ahí”.
Así relataba Novo a 1591 Cultura + Espectáculos sobre su última publicación, que ahora se presentará en La Rioja, en el marco de la Feria del Libro 2019, el próximo viernes 6 de julio, a las 19 horas, en la Sala Felipe Noguera del Paseo Cultural Castro Barros.

En Papeles del Café Gijón, quien también ha incursionado en la canción y escrito temas en colaboración, para empezar, con su hermano Ica Novo, al igual que junto a otros creadores como Esteban Vélez, Néstor Gómez, Juan Carlos Ingaramo, Jorge Nazar y Horacio Sosa, se remonta a su estancia en Barcelona, en los años ‘70, donde tuvo la oportunidad de conocer a Francisco Umbral, quien por aquel tiempo lo citó en el Café Gijón.

“Umbral era un periodista y escritor tremendo, que tenía una columna diaria en El País y luego escribió también en El Mundo. Me encontré con él en ese bar y desde entonces cada vez que iba a Madrid pasaba por ahí. Algunos poemas de este libro los escribí en Córdoba, otros se gestaron en Córdoba y luego los escribí en Madrid, en ese bar, donde muchas tardes fui a leer, a tomar un café, una cerveza, a escribir, a tomar notas, a consolidar cosas o a tomar decisiones, como tirar a la basura algo que no me gustaba”.

Sin embargo, Novo aclara que en el Café Gijón corrigió y leyó mucho más que lo que escribió, aunque no se atreve a descartar ni a afirmar por completo que algo del clima que allí se gestaba y aún se gesta, pueda estar en este libro.

En lo que a Papeles del Café Gijón respecta específicamente, Novo afirma con cierta ironía que “el libro contiene poesía sobre la que se viene escribiendo desde Virgilio hasta la fecha, poemas de amor, de vida y de muerte, parafraseando a Horacio Quiroga”. Y cuenta, además, que hay “un apartado, llamado Cosas de la vida, breves crónicas, pequeñas almafuertes. Tiene eso; el libro es producto de las lecturas, de las experiencias personales, de lo que vengo escribiendo desde siempre, aunque cada vez más tranquilo y más claro respecto de lo que quiero dejar escrito, sin dejar de apelar a Jorge Luis Borges para explicar lo que todo el mundo que escribe sabe: que se publica para no seguir corrigiendo”.

Lo cierto es que Papeles del Café Gijón se trata de un poemario intenso en el que lo cotidiano cobra una especial vitalidad a partir de la entrega plena del escritor a sus deseos y debilidades para reconocerse, al fin, un hombre. Nacidos en ese marco, en donde si huele a café, huele a poesía, sus escritos aparecen impresos por Babel Editorial y llevan prólogo (imperdible) del también poeta cordobés Néstor Merigo, e ilustración de portada del gran Oscar Chichoni.

Perfil
José Antonio Novo nació en Deán Fúnes (Córdoba), aunque siempre consideró a Corral de Bustos, ciudad del sudeste de aquella provincia, como su lugar al haber llegado a vivir ahí siendo niño. Periodista, poeta y compositor. Trabajó en diarios, revistas, radios y canales de televisión de Córdoba y Buenos Aires. Colaboró en diarios y revistas de Zaragoza y Barcelona (España) en la década del ‘70. Publicó el libro de poesía Canto de un hombre solo (Editorial Sol Urbano) y Hombre de pan y luz (Ediciones del Boulevard). Presentó los espectáculos poéticos-musicales Canto de un hombre solo y En nombre de todos en distintas ciudades de la Argentina, junto a notables músicos cordobeses. Fue Subsecretario de Cultura de la Municipalidad de Córdoba y Director de Promoción de los Derechos Humanos de la provincia de Córdoba. Tiene varios libros inéditos: El vals de la soledad (teatro), La ciudad de las tardes amarillas (aguafuertes) y Veinte poemas desesperados y una canción de amor (poesía), entre otros.

(La presente nota fue publicada en el suplemento 1591 Cultura + Espectáculos de diario NUEVA RIOJA)

Comparte en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

siete + uno =