Depeche Mode: música para las masas

Depeche Mode: música para las masas

Para su sexto LP el grupo conformado por Martin Gore, Dave Gahan, Andrew Fletcher y Alan Wilder, convocaron al ingeniero David Bascombe y a Daniel Miller para que colaboraran en la producción junto a la banda.

POR SEBASTIÁN BERTOLOSSO

@diversy.sb

Para el año 1986, los Depeche Mode gozaban de un considerable impacto en la escena musical europea y contaban con una buena recepción en la crítica especializada. Sin embargo, a diferencia de otros grupos contemporáneos suyos que ya eran un suceso a nivel mundial como U2, Madonna o Michael Jackson, por mencionar solo algunos, a los oriundos de Basildon (Essex, Inglaterra) que ya contaban con álbumes muy logrados, el éxito global todavía les era esquivo al punto tal que era una broma recurrente entre los miembros de la banda. Por todo esto y lejos de resignarse a ello, la agrupación sabía que para poder avanzar necesitaba realizar cambios en pos de ese objetivo.

Para su sexto LP el grupo conformado por Martin Gore, Dave Gahan, Andrew Fletcher y Alan Wilder, convocaron al ingeniero David Bascombe y a Daniel Miller para que colaboraran en la producción junto a la banda. Al tiempo que iban realizando el trabajo, Martin Gore era el encargado de escribir todos los temas de la placa.

En cuanto al aspecto sonoro, “Music For The Masses” significó un importante cambio para el grupo en donde convergían canciones muy rítmicas como “Strange Love” donde se destacaba la destreza en el teclado de Alan Wilder, la contundencia y potencia de “Never Let Me Down Again”, la base minimalista de “Behind The Wheel”, o la gran “Nothing” con su adictivo sampleo de cuerdas.

Todas estas mezcladas con otras de tono mas experimental e intimista como “Little 15”, “To Have and to Hold”, “I Want You Now” y la extraña y cuasi sinfónica “Pimpf”. Las primeras se convirtieron en éxitos instantáneamente y permanecieron en el inconsciente colectivo hasta el día de hoy, convirtiéndose en verdaderos himnos de estadio. 

Paradójicamente y en contra de la historia del grupo hasta ese momento, “Music For The Masses” fue un éxito global y esto se de dio básicamente por lograr un sonido mas accesible pero contundente a la vez y que no dejó indiferente a nadie. Es decir la paleta sonora técnicamente innovadora, vanguardista y ecléctica de Depeche Mode estaba ahí, solo que en esta oportunidad todos podían comprenderla y esto fue posible gracias al cambio en los productores generales de la placa. 

Daniel Miller fue el productor de los cinco primeros discos del grupo de los cuales los tres anteriores fueron junto a Gareth Jones, quien tuvo un papel preponderante y crucial en lograr darle un sonido mas acabado a Depeche Mode definiendo claramente su mixtura entre lo industrial y lo gótico, pasando también de lo romántico a lo melancólico. 

En “Music for the Masses”, Miller únicamente permaneció como coproductor de algunos temas como “Never Let Me Down Again”, pero el principal responsable del cambio que se buscaba fue David Bascombe, que tenía basta experiencia en trabajar con bandas como de The Cure, por ejemplo, y que tuvo un papel preponderante en ayudarles a redefinir su sonido, con lo cual la decisión de trabajar con un productor distinto revelaba que Depeche Mode tenía la firme predisposición de intentar llegar a un público más amplío pero sin perder su esencia. Y de hecho lo consiguieron ya que gracias a este álbum pudieron ingresar de manera contundente al mercado norteamericano que les era esquivo hasta ese momento. 

En cuanto al arte gráfico de su portada, este hacía referencia a alguno de los íconos y símbolos de la Europa del Este, donde aparecen los altavoces en el aire y que eran elementos muy significativos y descriptivos de la realidad de esos países durante ese época. Pero sin lugar a dudas la nota de color del disco es la referente a su nombre, ya que el mismo fue producto de una ocurrencia de Martin L. Gore, quien luego de un día de salir a comprar vinilos, se encontró con un álbum de música clásica titulado “Music for the millions” que le hizo mucha gracia y pensó que sería ideal para su nuevo LP, para el cual reemplazo “millions” por “masses” y se los presentó al resto de los integrantes de Depeche Mode a quienes les pareció muy divertido e irónicamente contradictorio, ya que por aquellos tiempos, Depeche Mode no era para nada un grupo masivo. 

“Music For The Masses” significó un antes y un después en la trayectoria del grupo inglés ya que implicó un cambio de visión en la manera de enfocar su carrera de cara al futuro, es decir, se siguió mostrando a Depeche Mode con un dominio cada vez más claro y contundente de su sonido electrónico, pero dejaban un poco atrás el discurso sociopolítico de “Construction Time Again” o la irreverencia de “Some Great Reward”, aunque al mismo tiempo no se alejaban de su faceta mas oscura iniciada en “Black Celebration”, en temas tales como “Behind the Wheel”, o “To Have and to Hold” o “Pimpf”. Así como significó un gran cambio para la banda, el mismo era lógico y se sentía como el paso correcto para ese momento de su carrera, a partir de lo cual se les abrían nuevas puertas y un alcance a otras audiencias. 

Y como si todo esto fuera poco, lo que terminó de catapultar el éxito masivo de Depeche Mode, fue la gira promocional del álbum que realizaron durante los años 1987-88 denominada “Tour For The Masses”, y que luego coronaron en 1989 con la película documental y su consecuente álbum en vivo titulado “101” y que hacía honor al número exacto de presentaciones de la gira y que además era el primer disco en vivo de la banda. 

Esto también marco una bisagra en el grupo, ya que a partir de ese momento uno de sus aspectos mas fuertes a lo largo de su trayectoria y que se fueron consolidando con el paso de las años, han sido sus sucesivos shows con grandes puestas de escena y una contundencia sonora arrolladora, y que han respaldado con sus respectivos lanzamientos en dvd y cd para el registro de esas memorables presentaciones. 

Por todo esto “Music For The Masses” es un disco imprescindible y fundamental para entender el despegue de una de las bandas más influyentes en la historia, no sólo de la música electrónica, sino también del pop/rock y que gozan del respeto absoluto de todos sus colegas sin importar el género de que se trate.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

11 − 7 =