El doble desafío de Mariel Valdez

El doble desafío de Mariel Valdez

La cantante riojana lanzó su disco Clásicos del Tango que ya se puede escuchar íntegramente en la plataforma de música y videos Youtube. Voz e interpretación al servicio de una delicada selección de tangos que marcaron todos los tiempos.

Dos años de intenso y minucioso trabajo le demandó a Mariel Valdez dar a luz a un anhelo que la acompañaba desde muy pequeña: darle vida a los grandes clásicos del Tango, un género que geográficamente parece ubicarse muy lejos de estos pagos riojanos, tan afectos al folklore, pero que, sin embargo, cala profundo entre los seguidores de la música ciudadana que se reproducen a lo largo y ancho del territorio provincial y que gustan de envolverse en la danza del aire que trae hasta estos cerros los perfumes del Río de la Plata.
Clásicos del Tango vio la luz al fin y ya se puede disfrutar de manera íntegra en la plataforma líder de música y videos Youtube, donde la reconocida cantante riojana decidió ofrendar con generosidad (y mirada atenta a los tiempos tecnológicos que nos asisten) la pasión que le imprime a su arte de ponerle voz, alma y corazón a una cuidada lista de temas que se pasean (y pasean a quien los escucha) por todos los paisajes arrabaleros, repletos de historias que tocan todas las fibras de la emoción, tal como es tradición en el devenir tanguero.
Doble y complejo desafío, si los hay, el de Mariel Valdez.
Por un lado -y sin que esto implique, en nada, dejarlo a un costado u olvidarlo- quitarse las vestiduras de su historial junto al folklore, con el que estuvo estrechamente ligada desde los comienzos mismos de su ya extensa carrera y, en rigor de verdad, desde los comienzos mismos de su vida, aferrada siempre al destino musical que le heredó su padre, el Chango Valdez.
Por el otro, tomar con responsabilidad plena el reto de sumergirse en un universo tan intrincado como el del 2×4, asumiendo con absoluta naturalidad el peso de una historia y tradición extraordinaria que intimidaría y pondría contra las cuerdas de las propias limitaciones técnicas y emocionales a más de uno.
Y a partir de allí, con determinación y valentía, pero también con delicadeza y refinamiento, asumirse en un nuevo escenario al que ya supo asistir con elegancia y solvencia, inscribiendo su nombre -en tiempo que bien podría ser considerado récord- en un sitial de elogios y merecimientos.
“DESPUÉS QUE IMPORTARÁ EL DESPUÉS / TODA MI VIDA ES EL AYER / QUE SE DETIENE EN EL PASADO”, AFIRMA MARIEL VALDEZ AL INTERPRETAR NARANJO EN FLOR. No obstante, y más allá de lo que reza la letra de uno de los clásicos fundamentales del Tango al que hace honor con su voz y sentimiento, la intérprete riojana sabe mejor que nadie que, en realidad, está trazando un camino hacia el futuro (el propio y el del Tango en La Rioja), sin temor a dejar atrás lo recorrido en su pasado musical, donde también supo trazar una huella a la que puede regresar con pasos igualmente firmes, siempre que así lo desee.
Mientras tanto, Clásicos del Tango vendrá a abrir, seguramente, nuevas puertas para Valdez. Nuevos horizontes musicales que marcan, además, la era de la madurez en su evolución personal, traducida en canto e interpretación que se ponen con prolijidad y a consciencia, al servicio de una delicada selección de tangos con los que crecieron generaciones y generaciones. Canciones, todas, que dan cuenta de la apuesta fuerte de la cantante a la hora de jugar el juego de abrazar al Tango no sólo con amor y pasión (como evidencia en cada interpretación), sino también con una clara determinación por dejar también su marca en la marca de la historia ya escrita.

FICHA TÉCNICA

DISCO: CLÁSICOS DEL TANGO

INTÉRPRETE: MARIEL VALDEZ
ORQUESTA: MAESTRO JORGE DRAGONE

1. Afiches (1957). Música: Atilio Stampone
Letra: Homero Expósito.
2. Naranjo en flor (1944). Música: Virgilio
Expósito. Letra: Homero Expósito.
3. Nostalgias (1936). Música: Juan
Carlos Cobián. Letra: Enrique
Cadícamo.
4. Qué tango hay que cantar
(1986). Compositores: Cacho
Castaña, Rubén Juárez.
5. El último café (1964).
Música: Héctor Stamponi.
Letra: Cátulo Castillo.
6. Caminito (1935).
Música: Juan de Dios
Filiberto. Letra: GabinoCoria Peñaloza.
7. Uno (1943). Compositores: Mariano Mores,Enrique Santos Discépolo.
8. Los mareados (1946). Música: Juan Carlos Cobián. Letra: Enrique Cadícamo.
9- La última carta (1956). Ovidio Cátulo Castillo y Anibal Troilo.
10. Como dos extraños (1940). Música: Pedro Laurenz. Letra: José María Contursi.

(La presente reseña se publicó en el suplemento 1591 Cultura + Espectáculos de diario NUEVA RIOJA)

Comparte en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

20 − 12 =