El ejemplo de la perseverancia

El ejemplo de la perseverancia

Cristina Velasco fue una de las artistas homenajeadas en la Chaya 2020. Su inmensa trayectoria así lo amerita. Pero no sólo su trayectoria artística, sino también sus profundas convicciones en torno a la música y a la vida, para las que va dejando un legado ineludible.

Su voz es la voz de una experiencia adquirida a lo largo de los años, pero también, a lo ancho de una inmensa trayectoria que la ubica, sin lugar a dudas, en un sitial de privilegio entre los artistas riojanos trascendentales que van dejando la huella indeleble de su música por todos y cada uno de los puntos cardinales. Aún cuando haya pasado un buen tiempo ya desde que se fue con sus canciones hacia otros pagos (actualmente reside en Río Ceballos, provincia de Córdoba), su nombre es sinónimo de riojanidad y su canto, amor y devoción por la tierra que la vio nacer y dar sus primeros pasos en el arte de cantar. Ese amor y esa devoción, precisamente, la trajeron una vez más por estas latitutes, donde fue parte de la Chaya 2020, que la elevó al escenario de los homenajeados para que pudiera recoger los aplausos que le pertenecen. De aquella primera actuación en el Club Riojano, parada arriba de una silla y sostenida por la mano de su padre, hasta este volver reciente en que compartió emociones junto a si nieto y una vidala, Cristina Velasco dialogó con 1591 Cultura + Espectáculos.

¿QUÉ RECUERDOS TIENE DE LA CASA EN DONDE NACIÓ Y QUE ESTABA UBICADA EN LO QUE HOY SE PUEDE CONSIDERAR PLENO CENTRO DE LA RIOJA? ¿CÓMO RECUERDA A LA RIOJA DE AQUELLOS TIEMPOS? 

Nací en la calle Soldado Perazone 136 (actual calle Buenos Aires). La casa, que luego fue demolida, ocupaba el lugar en el que hasta hace poco estaba el depósito de una conocida empresa que vende electrodomésticos. Era una casa antigua y con un amplio patio en el fondo del cual, siendo todavía muy pequeña, armaba una especie de set de percusión con las tapas de las ollas que le sustraía a mi mamá mientras cantaba a los gritos ante el aplauso de los vecinos ubicados en las terrazas. Luego aparecía mi mamá buscando las tapas de olla para cocinar y se acababa el recital. La Rioja de aquel tiempo era una Rioja donde reinaba la tranquilidad, de gente humilde y serena, con muy pocos autos, muchas bicicletas y algunos mateos. Todos nos conocíamos porque había muy pocos habitantes.

¿CUÁL ES, EN ESTE MISMO CONTEXTO QUE REMITE A SU INFANCIA, EL PRIMER RECUERDO QUE TIENE CON LA MÚSICA? ¿CUÁL FUE SU PRIMER ACERCAMIENTO CON LA PASIÓN QUE LA ACOMPAÑARÍA TODA LA VIDA?

Indudablemente fue escuchar cantar a mi madre y a Lolita Torres. También tuvo  fundamental importancia en mi vida el programa radial  “Soñar no cuesta nada”, que fue el que me abrió las puertas  para comenzar a cantar. Luego el “Pelau” Juan Carlos Soria, que es mi padrino artístico, fue quien me invitó a su  programa Noches del Guitarrero, todo esto en LV14 Radio Joaquín V. González . El fue quien me hizo debutar ante el público en el Club Riojano un 7 de junio de 1961. 

¿QUÉ INFLUENCIA TUVIERON SUS PADRES EN SU ACERCAMIENTO A LA MÚSICA, CUÁNTO DE SU AMOR POR LA MÚSICA SE LO DEBE A ELLOS? ¿CÓMO RECUERDA A SUS PADRES? ¿QUÉ HAY DE CADA UNO DE ELLOS EN UD.? 

Mi madre, Rosario Sánchez, acostumbraba cantar más que nada canciones de la iglesia y alguno que otro tema popular, ella cantaba sólo en la Iglesia y en casa, nunca lo hizo en público pero la dulzura de su voz me cautivaba. En cuanto a mi padre puedo decir que siempre me acompañó y apuntaló entusiastamente hasta su  fallecimiento en el año 1967, hecho que obviamente me quebró, haciéndome dejar el canto por un lapso de aproximadamente dos años.

¿QUE OTRAS PERSONAS CONSIDERA QUE HICIERON UN APORTE IMPORTANTE EN SU CAMINO ARTÍSTICO, TANTO EN SUS COMIENZOS COMO A LO LARGO DE SU CARRERA, Y MERECEN SER RECORDADAS?

Ya mencioné a juan Carlos Soria, pero también hay otras personas que influyeron en mi vida de cantora, por ejemplo mi profesora de música de la Escuela Francisco  Telechea. Me estoy refiriendo a Margarita Fernández, que me transmitió el amor por nuestra música folklórica. Cómo olvidarme de Katino Cordobita, que un día me seleccionó para integrar al coro del Consejo de Educación y que siempre me brindó su afecto o de Edgardo Gordillo, ese gran amigo y actor que ya no está entre nosotros y que hizo tanto por la cultura de La Rioja. El me permitió también incursionar un par de veces en teatro. Otra persona a la que siempre le voy a estar agradecida es a Don Carlos Carabajal, que un día me transmitió lo que considero algunos secretos muy valiosos a la hora de componer un tema y a Don Gelacio Abarracin, quien me aconsejó en los comienzos de mi profesionalismo. Un párrafo aparte para el profesor Francisco Frega y para Amable Flores, para ellos mi eterno agradecimiento.

¿CÓMO FUERON LOS COMIENZOS DE SU CARRERA MUSICAL, EL PASAR DE CANTAR PARA LOS SUYOS, PARA SU CÍRCULO ÍNTIMO, A CANTAR PARA EL PÚBLICO? ¿CUÁL FUE LA PRIMERA ACTUACIÓN Y CÓMO LA REMEMORA, QUÉ SENSACIONES LE DEJÓ?

Como ya dije fue en el Club Riojano en una peña organizada por Juan Carlos Soria en el marco del programa radial Noches del Guitarrero. Como no llegaba al micrófono, me hicieron parar sobre una silla de lata mientras me sostenía mi padre. Recuerdo que en ese espectáculo estaban presentes los integrantes del  dúo Velárdez/ Vergara y me emocioné cuando me saludó la hermana de Enrique Carbel, autor del Vals a mi Rioja, que yo acababa de interpretar. Yo considero ese día como fecha de partida de mi trayectoria profesional, porque además fue la primera vez que percibí honorarios por mi actuación. O sea que debuté ante el público cobrando, igualito que  ahora ¿no? 

SI BIEN SU NOMBRE ES CRISTINA DEL ROSARIO BOLOMO, EN DETERMINADO MOMENTO DE SU CARRERA DECIDIÓ CAMBIAR POR SU NOMBRE ARTÍSTICO CRISTINA VELASCO, ¿CÓMO FUE TOMAR ESA DECISIÓN Y QUE SIGNIFICADOS ENCIERRA PARA UD. ESA NUEVA DENOMINACIÓN TAN SIMBÓLICA PARA LA RIOJA?

Desde el comienzo algunos changos que ejercían el periodismo en La Rioja me vieron como una figura promisoria en el panorama del canto local y ocurrió que en una gira por Rosario en el año 1981, alguien insinuó que el apellido Bolomo no tenía un sonido del todo conveniente desde el punto de vista artístico (no tenía atractivo). Entonces a  alguien se le ocurrió que podía ser Cristina Velasco, y ahí quedé bautizada.  

CUESTIONES PENDIENTES

Un repaso por los caminos de la vida la lleva hasta aquí, hasta este presente en que se encuentra plena, activa y con ganas de muchos más proyectos por realizar. Así es como Cristina Velasco entiende la manera en que se debe encarar la vida, más allá de los años y las circunstancias. Una constante, heredada seguramente del ejemplo brindado por sus padres, a los que siempre tiene presentes como sus primeros maestros, pero también con un sostén permanente para llevar adelante los sueños y convertirlos en realidades. Entre el recuerdo y lo que resta por vivir. Entre las memorias de canciones cantadas al viento y al último suspiro de su papá Benjamín y el proyectarse hacia las cuestiones pendientes, como si vivir fuera una aventura que recién comienza.

¿QUÉ SIGNIFICA PARA UD. “ZAMBITA PA’ DON ROSENDO?

Es el tema que mi padre, Benjamín Bolomo, me pidió que le cantara en sus últimos minutos de existencia. Cuando finalicé de cantar el tema, mi padre ya había partido. Por eso y por haber sido ese maravilloso hombre el  puntal de mis ilusiones de cantora, no pude cantar durante algún tiempo. Hace unos días se fue al cielo de los compositores Don Julio Díaz Bazán, autor de esta hermosa zamba y no quisiera dejar pasar esta oportunidad sin mencionar a este gran autor riojano. 

¿CÓMO LA MARCÓ EN SU VIDA Y EN SU CARRERA MUSICAL, MÁS ALLÁ DE LO QUE TIENE QUE VER CON EL SENTIMIENTO MÁS PROFUNDO, LA DESAPARICIÓN FÍSICA DE SU PADRE?

Como ya le expliqué, fue un golpe muy duro y a la edad en la  que quizás mas lo necesitaba. Pero a pesar de haber ocurrido hace tantos años, mi padre y mi madre siempre están presentes, diariamente en mis oraciones por ejemplo, siento que están aquí conmigo, ayudándome a vivir, diciéndome que siga adelante. 

¿CÓMO FUE VOLVER A LOS ESCENARIOS Y HACERLO DE LA MEJOR MANERA, OBTENIENDO UNO DE LOS GRANDES LOGROS DE SU VIDA COMO LO FUE EL PRIMER PREMIO EN LA CATEGORÍA SOLISTA FEMENINA, RUBRO MELÓDICO DEL PRIMER ENCUENTRO NACIONAL DE LA MÚSICA ARGENTINA, REALIZADO EN LA CAPITAL FEDERAL?

En realidad yo había retornado al canto varios años antes integrando el trío Las Torcacitas junto a Mary Díaz Dana y Delia Barrionuevo. Yo tocaba el bombo y por supuesto cantaba. Anduvimos actuando por muchos lugares de la provincia y actuamos en la transmisión inaugural de la televisión riojana, Telepey canal 2  y como dato anecdótico le cuento que nos pagaron con cajas de una conocida marca de chicles ¡que épocas aquellas! Pero fíjese el detalle: Al artista siempre se le pagaba, pienso que era porque todavía estaba vivo el concepto, instalado por el peronismo unos años antes, de que el artista es un trabajador de la cultura. Luego, más o menos a los dieciséis años, me incliné también por el pop y el rock y así fue que gané acá en La Rioja y pude participar en el encuentro que usted menciona, en el año 1971. 

¿CÓMO FUE QUE DECIDIÓ SALIR DE LA RIOJA PARA IR A VIVIR A MENDOZA Y QUÉ SIGNIFICÓ PARA UD. ESE CAMBIO, TANTO EN LO PERSONAL COMO EN LO PROFESIONAL? 

Fue la intención de estudiar una carrera, pero se quedó ahí nomás en intención, porque no pude terminar mis estudios. Eso sí, cantaba en los mejores lugares de Mendoza, a veces acompañada por orquesta y todo. Pienso que aquí comienza una etapa más profesional, porque en aquella provincia aprendí lo que es subsistir con la música. A tal punto que además de actuar, también me ganaba unos pesos grabando jingles comerciales en un conocido estudio de Mendoza.   

¿SE PUEDE CONSIDERAR QUE A PARTIR DE ALLÍ SU CARRERA TOMÓ UN RUMBO DIFERENTE Y PUDO AMPLIAR HORIZONTES? ¿CUÁLES CONSIDERA QUE FUERON LOS HITOS QUE MARCARON SU CRECIMIENTO Y DESARROLLO COMO CANTANTE?

Mi carrera ya ha había tomado un rumbo diferente hacía varios años cuando, además del folklore, comencé también a incursionar en el pop y el rock nacional. Esto duró hasta comienzos de los setenta en que decido dedicarme casi exclusivamente a la música folklórica. Luego viene la etapa en Río Ceballos, a finales de los ’80. ¿Qué desafíos le planteó esta nueva etapa en su vida, tanto en lo musical como en lo personal? Comienzan a surgir los temas de su autoría…Ya antes había estado viviendo en Chilecito, que fue donde conocí a mi marido, Quique Alamo. A pesar de cantar folklore, desde el comienzo mis composiciones giraban en torno al estilo melódico internacional y casi todas quedaron hasta ahora en carpeta, porque al instalarme luego en Río Ceballos sentí la necesidad de desenvolverme dentro del ámbito folklórico y de componerle a la gente y a su tierra. A partir de ahí mis composiciones tuvieron un estilo folklórico bastante tradicional. Yo ya tenía mas de treinta años, de modo que seguramente esta necesidad tuvo que ver con un proceso de madurez. Pero siempre tengo la ilusión de grabar algún día mis temas melódicos. Lo que ocurre es que el pop internacional requiere un tipo de estructura musical y de producción que por el momento no están a mi alcance.

¿CÓMO FUE RETORNAR A LA RIOJA Y MÁS ESPECÍFICAMENTE A CHILECITO, PARA GRABAR “DESTELLITOS”? ¿QUÉ LE QUEDÓ DE LOS AÑOS VIVIDOS EN LA PERLA DEL OESTE?

Le hago una aclaración: “Destellitos” fue grabado, como la mayoría de mis trabajos en Córdoba, en estudios PIRA, más o menos cinco años antes de volverme a radicar en Chilecito. Bueno, Chilecito me ha dado muchas cosas: Un esposo, amigos a raudales, un público que siempre me manifiesta su cariño y reconocimiento, en fin, Chilecito y en general toda mi Rioja me han llenado los ojos de paisajes y el alma de respeto por su historia y su gente. Es tanto lo que me han dado que no sé cómo hacer para devolver aunque sea en parte lo mucho que he recibido. Siempre vuelvo a Chilecito porque aparte de una hija, allá está una parte importante de mi insignificante historia. Los riojanos siempre tenemos necesidad de volver a nuestra tierra porque sentimos que es como que tenemos necesidad vital de respirar su aire. Gracias a Dios cada año tenemos la excusa de la chaya para volver. 

¿QUÉ BALANCE HACE DE ESTOS ÚLTIMOS AÑOS? ¿CÓMO PROYECTA SU TAREA HACIA EL FUTURO? ¿SIENTE QUE TIENE AÚN CUESTIONES PENDIENTES VINCULADAS CON LA MÚSICA? 

Mire el día que un artista no sienta que tiene cuestiones pendientes vinculadas al arte, es porque se fue a mejor vida. Siempre tengo proyectos. El día que no los tenga es porque me he puesto vieja y me niego rotundamente a eso (risas).

MERECIDO RECONOCIMIENTO

Los homenajes deben hacerse en vida. Mucho más cuando la persona que es homenajeada ha desparramado tanta vida sobre los escenarios y en el devenir de lo cotidiano, poniendo cuerpo, alma y corazón, sin medidas. Así es como Cristina Velasco pudo recoger en febrero los aplausos de su Chaya tan amada, esa a la que le entregó su voz y su pasión, y a la que sigue entregando la cadencia de sus palabras vueltas composiciones. Y siempre, siempre con un halo de sincera humildad que la ubica en un espacio en el que sólo pueden ubicarse los “grandes”.

¿QUÉ SIGNIFICÓ PARA USTED EL HOMENAJE QUE SE LE BRINDÓ EN LA ÚLTIMA CHAYA? ¿CÓMO TOMÓ EL HECHO QUE SE LA TUVIERA EN CUENTA PARA EL FESTIVAL MAYOR DE LOS RIOJANOS Y EL HECHO DE PODER COMPARTIRLO ESCENARIO CON SU NIETO?

Para mí fue todo muy emocionante. Soy consciente de que al no tener presencia física permanente en La Rioja más de una vez he pasado desapercibida para funcionarios organizadores y/o coordinadores de eventos. Los grandes festivales, como la Chaya, por ejemplo, necesitan de un componente fundamental como lo es la gran afluencia de público. Sin ello no tendría sentido la convocatoria. Ahora bien, afluencia de público significa publicidad, márketing, financiación, comercialización, etc., etc., etc. Es decir: Empresa, porque genera un movimiento económico que da vida a mucha gente. Por lo tanto el tema de las contrataciones es muy delicado ya que se debe recurrir a números de gran convocatoria que de algún modo garanticen lo anteriormente expresado. Ud me quiere decir  ¿Qué tiene que hacer esta humilde viejita en un espectáculo de estas características? No tengo promoción por los grandes medios nacionales, no hago temas que hablen del fuego de la piel o la miel de tus besos, no tengo una productora de Buenos Aires detrás de mí ni agente de prensa, no tengo una tonelada de equipo sobre el escenario ni técnico de sonido y todo esto a los 67 años de edad. Indudablemente mi participación en las últimas ediciones de la Chaya se debieron pura y exclusivamente a la decisión política del Gobierno de contratar artistas riojanos. Por eso y por el homenaje, estoy sumamente agradecida, porque hubiera sido para mi muy triste haber pasado toda mi vida cantándole a mi Rioja y que mi Rioja no me reconozca. Nuevamente deseo expresar mi agradecimiento a todos ¿escuchó bien? Todos los funcionarios del Ministerio de Turismo y Culturas por acordarse de esta cantora y haber permitido que mi nieto de seis años, representando a los niños de mi tierra, cante una vidala.

¿CUÁL CONSIDERA QUE ES SU LEGADO PARA LA MÚSICA, LUEGO DE HABER RECORRIDO TANTOS ESCENARIOS? ¿CUÁL EL LEGADO PARA SU FAMILIA?

No soy una gran compositora, tampoco una gran intérprete, solo puedo dejar algunos temas y quizás un buen recuerdo para aquellos que en algún lugar me aplaudieron o que tomaron clases conmigo en su incipiente carrera de cantor. Eso sí a mis hijas y nietos en lugar de plata, que no tengo, les voy a dejar el ejemplo de la perseverancia. Yo creo que por eso me han dado el premio, por perseverante (risas). 

¿CÓMO EVALÚA EL ESCENARIO FOLKLÓRICO ACTUAL, TANTO A NIVEL NACIONAL COMO EN LO QUE RESPECTA A LA PROVINCIA DE LA RIOJA? 

Cuando yo comencé, en los sesenta, era evidente que los jóvenes que abrazaban el folklore lo hacían con un cierto criterio de contracultura. Era extraño, había como una contradicción, porque consumíamos rock y pop, pero cuando tocábamos folklore lo hacíamos bajo la forma tradicional. Era como que lo queríamos diferenciar de lo internacional. Por eso hablo de contracultura. En cambio los músicos de hoy están tratando de asimilar el folklore al pop y se está perdiendo la esencia folklórica. En la actualidad quedan por ejemplo muy pocos conjuntos de corte tradicional que tengan gran convocatoria en cambio antes había un montón, claro que en esto tiene mucho que ver la difusión y los criterios de los productores. Aunque los músicos también tienen su parte, por supuesto. Los músicos de La Rioja en la actualidad tienen un nivel impresionante, tanto en el folklore como en el género bailable. Uno de los momentos más emocionantes de mi vida lo pasé en febrero cuando fui acompañada por la agrupación dirigida por Luis Chazarreta en el homenaje a Pancho Cabral. Fueron tres minutos inolvidables. Ahora, eso si, pienso que algunos músicos que tocan folklore tienen que cuidarse un poco para no pasarse de “rosca” si quieren sintonizar mas con el público. A veces la exuberancia técnica nos aleja de los orígenes. No hay que olvidar que las tías y la mayoría de los vecinos que pagan la entrada para aplaudirnos jamás escucharon a John Coltrane o a Miles Davis. Me atrevo a dar este humilde consejo porque los admiro y quiero que estén sobre los escenarios muchas décadas como esta viejita ¡Que tanto!

Fotografia: Homenaje en la Chaya 2020, por Luis Vilte.

¿CÓMO EVALÚA EL ROL DE LA MUJER EN ESTOS TIEMPOS DENTRO DE LA MÚSICA Y RESPECTO DE LAS LUCHAS QUE SE VIENEN DANDO EN POS DE LA IGUALDAD? ¿CONSIDERA QUE DE ALGUNA MANERA MARCÓ TAMBIÉN UN CAMINO EN ESTE SENTIDO?

A las mujeres siempre nos costó mucho insertarnos en las programaciones de los festivales, por ejemplo. Según mi modo de ver esto ocurría porque en las comisiones organizadoras los hombres generalmente eran mayoría y preferían contratar cantantes masculinos debido al criterio ya instalado de que el hombre tiene más fuerza, más temperamento sobre el escenario. El resultado era que siempre quedaban muchas chicas fuera de las programaciones y se hacía muy difícil para las mujeres lograr llevar adelante una carrera artística en estas condiciones. Esta nueva ley les va a permitir a las mujeres seguir recuperando terreno, es muy positiva.

FE Y SOLIDARIDAD.

¿QUÉ MENSAJE NOS PUEDE DEJAR, DESDE SU EXPERIENCIA DE VIDA, RESPECTO DE LOS TIEMPOS QUE NOS TOCAN VIVIR Y QUE HOY NOS ENCUENTRAN EN MEDIO DE UN AISLAMIENTO OBLIGATORIO?

UN MENSAJE DE FE Y SOLIDARIDAD, REZAR TODOS LOS DÍAS EL ROSARIO PENSANDO Y PIDIENDO POR EL PRÓJIMO Y SOBRE TODO  POR AQUEL QUE ESTÁ PEOR QUE UNO. DIOS SIEMPRE ESCUCHA.

¿CUÁL DEBERÍA SER EL ROL DE LA MÚSICA Y, EN PARTICULAR, DE LOS MÚSICOS, PARA ESTE MOMENTO TAN PARTICULAR?

PARA MÍ EL ROL DE LA BUENA MÚSICA, ESA QUE QUEDA PARA SIEMPRE, DEBE SER EL DE HACER REFLEXIONAR A LA GENTE CON ALEGRÍA Y ESPERANZA, RESALTANDO VALORES TALES COMO LA AMISTAD, LA SOLIDARIDAD, EL AMOR A LA FAMILIA, A LA NATURALEZA Y A DIOS, SIN OLVIDAR NUNCA LA TIERRA EN LA QUE NOS DIO LA EXISTENCIA EL CREADOR.

(La presente entrevista fue publicada en el suplemento 1591 Cultura + Espectáculos de Diario NUEVA RIOJA)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

dieciocho + catorce =