Esas cosas que van a pasar

Una reseña para el libro «Afuera el sol», del escritor Fernando Linetzky.

La felicidad o la desgracia están allí. De uno o del otro lado de la moneda, dependiendo del costado en que esta caiga. No es fácil saber, en la previa, qué ocurrirá cuando la moneda se lanza al aire. Hay siempre y necesariamente un factor que va asociado a la suerte en lo particular, o al azar en lo universal que finalmente determinará el sitio en que nos toque estar. Pero lo que es seguro, en medio de esta quimera, es que hay algo que va a pasar, indefectiblemente. Y en esas cosas que van a pasar, subyace una tensión constante a la que asistimos, las más de las veces, sin siquiera notarlo. Forma parte de lo cotidiano dar un paso hacia un costado o hacia el otro, sin caer en la cuenta que, en ese movimiento a simple vista inocente y hasta involuntario, estamos torciendo en realidad el propio destino y también el de quien nos rodea.

«Afuera el sol» (Lampalagua Ediciones, 2021) de Fernando Linetzky es esa moneda lanzada al aire, suspendida en la contienda de la suerte o el azar, que determina el lado en que le toca estar a un puñado de personajes que dan vida a una serie de cuentos magistrales en los que habitan esas cosas que van a pasar (y finalmente pasan), en una tensión que subyace en lo constante y que sostiene una lectura que se torna tan voraz como inquietante.

La realidad -en la ficción-, en la escritura de Linetzky, es absolutamente palpable y tal vez allí radica justamente esa cercanía que atrapa, envuelta además en esa sensación de un devenir irremediable, de un desenlace inminente que, sin embargo, y a pesar de los intentos del lector por anticipar lo que a todas luces se trataría de una trama evidente, termina por tornarse imprevisible. Ese juego, sin lugar a dudas, es el que hace de «Afuera el sol», tal como lo afirma Pablo Ramos en la retiración de tapa, «un libro notable». O como lo sostiene con sus palabras Liliana Heker, respecto del autor: «la escritura diáfana, la acertada resolución formal, su singular talento para cifrar con elementos cotidianos y hasta vulgares -bolsas de residuos, un chupetín partido, un programa de entretenimientos en la televisión-, toda la pena de que es capaz un hombre, toda su desolación, su mala fe, el sentimiento de su fracaso, su incurable sueño de felicidad».

Linetzky pone en las páginas de este libro, en definitiva, la vida misma. Ese debate constante en el que a diario nos sumergimos: la alegría que es como una tierra prometida y el océano de circunstancias que se nos interpone. A veces logramos cruzar a nado; otras, sucumbimos en el intento. Son esas cosas que van a pasar. Es la moneda al aire. Suerte o azar. Felicidad o desgracia.

EL AUTOR. Nació en Avellaneda, en 1976 y en 2003 se trasladó a La Rioja, ciudad en la que actualmente reside y donde en 2005 fundó «Rayuela», una librería/cafetería céntrica, reconocida como espacio cultural de referencia de la Provincia. Escribe desde muy joven. Estudió música, cine, letras, y biología, para luego focalizarse en su producción literaria bajo la supervisión de la narradora Alejandra Laurencich. Con «Afuera el Sol» (Lampalagua Ediciones, 2021) ganó el Concurso Nacional Luis de Tejeda 2019. El libro fue publicado como parte de la premiación por EM (la editorial municipal de Córdoba). Sin embargo, la carrera de Linetzky cuenta con notables distinciones anteriores: en el 2012 su cuento «Un mar quieto» fue elegido como Primero Premio por un jurado compuesto por Martín Kohan, Patricia Suárez y Claudia Amengual en el Concurso de Cuentos de la Fundación Itaú. En 2015, su cuento «Afuera el sol» recibió el Primer Premio del concurso «Feria del Libro La Rioja». En 2016 su libro «Hay fiesta en casa» obtuvo la Primera Mención en el Concurso del Fondo Nacional de las Artes.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp