“Estamos en otra era”

“Estamos en otra era”

Patricia Herrera encara una nueva etapa en su extensa trayectoria como funcionaria. A cargo de la Secretaría de Culturas, traza ahora nuevos horizontes en los que la búsqueda de una identidad riojana colectiva, abarcativa y federal aparece como uno de los principales desafíos para su incipiente gestión.

Patricia Herrera tiene una amplia trayectoria en la función pública, ligada especialmente al quehacer cultural de La Rioja en donde supo gestionar tanto en el ámbito municipal (en la Capital riojana) como en el ámbito provincial, desde la Secretaría de Cultura, donde desempeñó el cargo de Subsecretaria de Música y Danza en la última gestión de Víctor Hugo Robledo. Con el arribo del gobernador Ricardo Quintela a la Casa de Las Tejas, se puso en marcha un proceso de cambios y transformaciones que no sólo se tradujeron en una nueva estructura que puso en funcionamiento al Ministerio de Turismo y Culturas, sino también al inicio de un nuevo desafío para Herrera, ahora al frente de la Secretaría de Culturas. 

Se trata, a todas luces, de una nueva etapa que genera grandes expectativas y que se inserta, además, en un tiempo en el que las demandas sociales en ebullición permanente reclaman del ámbito cultural espacios en los que se puedan construir otros esquemas de convivencia, en los que puedan ingresar todas las lecturas y puntos de vista, sin distinciones. Sobre este particular, en el que la perspectiva de género también se impone como una tarea casi fundacional, pero también sobre otras cuestiones igualmente importantes que hacen al mapa de su gestión, la flamante Secretaria de Culturas dialogó con 1591 Cultura + Espectáculos. 

-¿CÓMO ARRANCÓ ESTA NUEVA ETAPA, AHORA COMO SECRETARIA DE CULTURAS, TENIENDO EN CUENTA SU TRAYECTORIA ANTERIOR? 

-Cuando miro hacia atrás creo que se le dio mucho valor y reconocimiento al hecho de tener un trabajo continuo en las distintas áreas. En lo personal, creo que soy la única persona en la Secretaría que estuvo en los dos ámbitos: municipal y provincial, lo cual toma un tinte diferente. Pero entiendo que estamos en otra era, en la de trabajar en formato colectivo, participativo, en donde no tiene que ver con una monocultura sino con la cultura en su diversidad y que esta sea reconocida por el Estado. El estado, al apropiarse y al reconocer a los agentes culturales se propone que sean los pilares de los proyectos que representan cada una de las áreas. Cuando se pensó esta nueva estructura que jerarquiza el momento cultural en la Provincia, el Ministerio de Turismo y Culturas, se buscó marcar un formato de trabajo mancomunado, de una política pública que se planifique en favor de dar esta batalla cultural. Juventudes, Mujer y Diversidad, Turismo y Culturas tienen que ver con esa perspectiva, con ese diálogo continuo que tiene que tener este Ministerio para abordar políticas públicas.

-CUANDO SE DIO A CONOCER QUE SE CONFORMARÍA EL MINISTERIO DE TURISMO Y CULTURAS, DESDE DIFERENTES SECTORES SE PLANTEARON ALGUNAS DUDAS RESPECTO DE CUÁL SERÍA LA ENTIDAD DE LA SECRETARÍA DE CULTURAS, SI NO PERDERÍA JERARQUÍA, SI NO CARECERÍA DE RECURSOS. ¿CÓMO VE USTED ESTA TRANSFORMACIÓN?

-Creo que esa fue la primera respuesta o reacción ante la posibilidad de transformaciones o cambios; pasa en todos los planos. Primero, estoy súper agradecida de poder continuar un trabajo que va teniendo otras posibilidades de decisión. Acompañé a la gestión de Víctor Robledo como Subsecretaria de Música y Danza y dentro de mi responsabilidad traté de hacer todo lo que estuviera a nuestro alcance para mejorar y profesionalizar el sector. Surgieron así la Feria de la Danza, la Feria de la Música, la Orquesta Sinfónica que está en su primer proceso, la Compañía Escénica Riojana, que ha sido un desafío porque queríamos buscar esa identidad con una mirada distinta, con mucho estudio, un artista integral que pueda abarcar todos los géneros y a su vez construir obra artística con discurso; como cuando hablamos de la danza y de cuerpos discursivos como agentes políticos. Hicimos un montón de gestiones que jerarquizaron esta área que fue nueva, que nació con mi llegada a la Secretaría de Cultura y con la propuesta de continuar en este espacio. 

La verdad es que en lo personal tomé la propuesta de la estructura de manera excelente, porque hablar de un Ministerio que respalda una acción cultural en la Provincia es muy importante y desde ese lugar es donde hemos acompañado este proceso. Cuando nos hablaron de la estructura, que es lo que por ahí no se ve, de alguna manera estaban fundamentadas. Hablar de plantear el inicio de una gestión en la que existe una batalla cultural en la que el Gobierno va a atender y escuchar, para mí fue revolucionario. Quizás no se conoce todo ese proceso que comenzó a fines de noviembre cuando ya conocíamos esta convocatoria de Ricardo (Quintela). Lo entendí como poder mirar algunos espacios que no se miraban de la misma manera. Entender a la Cultura y el Turismo como ejes transformadores, como industrias culturales y turísticas, como un punto de potenciar La Rioja. Es ahí donde hay que poner el ojo, respaldarse en la jerarquía que se le da a la gestión. Lejos está el objetivo de querer invisibilizar todos los logros que ha tenido la Secretaría de Cultura, los buenos índices que ha podido marcar. Y de hecho, su nombre cambia a Culturas para que esté en nosotros esa responsabilidad de una mirada federal, conjunta, en toda la Provincia. Lo que Ricardo (Quintela) nos pidió es la conformación de políticas públicas con el sector, con todas sus direcciones, sitios; ese es el discurso que se está manifestando. Los puntos turísticos importantes, el sentido de pertenencia, dar valor a nuestros lugares.

-FRENTE A ESTA NUEVA ESTRUCTURA Y ESTA MIRADA DIFERENTE QUE SE QUIERE PROPICIAR DESDE EL GOBIERNO PROVINCIAL, ¿CUÁLES SON EN PRIMERA INTANCIA LOS DESAFÍOS QUE SE LE PLANTEAN?

-Hemos tratado de avanzar en un trabajo de estructura que se dé con un formato transversal. Lo que antes era Música y Danza hoy es Arte y Creatividad, donde se genera un polo creativo y productos culturales; estamos incorporando a la Orquesta Angelelli dentro de la estructura, la Orquesta Sinfónica de la Provincia que está en su proceso de armado; el área Escénica que hoy es Danza, Teatro y la Escuela de Títeres, que queremos formalizar su creación en base a un apoyo inclusivo y de educación no formal que resguarde ese cimiento que es muy importante. Y artes visuales, que ya tenemos en cuenta que podemos vender los productos; contamos con una tienda de Artes Visuales que congrega a más de 100 artistas y que congrega un movimiento económico que genera producción y este circuito económico regional al que apuntamos en todas las industrial culturales. 

Cine, artesanías, artes visuales, la música, la danza, la editorial tienen que producirse con el bagaje cultural de los hacedores riojanos, industrias culturales que cambien la economía de sus productores y que eso se amplifique en la toda la Provincia. Eso es un desafío, se viene trabajando. Descubrimos distintos creadores de objetos, artistas que van buscando esas manifestaciones. Hay nuevos conceptos originales, creativos y creo que esa es una responsabilidad del Estado, estar presente y generar esos puentes culturales en donde ellos comiencen a producir y a verse realizados a través de lo que hacen. Ese es un desafío que tiene que tener, además, una mirada de desarrollo económico.

Por otra parte hay que dar espacio a una subsecretaría de gestión con una mirada más política, en donde tengamos innovación cultural, el área de medios audiovisuales, políticas regionales y socioculturales en donde podamos entender que la profesionalización, las capacitaciones, la política inserta en cada acción que generemos como políticas culturales que respondan a una demanda concreta las tenemos que trabajar desde la Secretaría.

El área de Patrimonio también se ha jerarquizado en esta nueva estructura, antes era una dirección simple, con una coordinación. Hoy es una dirección general con tres áreas responsables en arqueología, paleontología, en la responsabilidad de museos, archivos y bibliotecas. Necesitamos conservar, poner en valor para promocionar, generar el sentido de pertenencia con lugares activos. Tenemos que lograr que los museos sean una visita cotidiana, no tan sólo del visitante, sino del riojano; tienen que ser museos que muestren toda nuestra idiosincrasia y que sean además espacios de consumo. El riojano abraza estos lugares, pero queremos que exploten, que se llenen de estudiantes, de niños, de niñas. Generar acciones que promuevan y protejan los espacios.

-¿EN ESTA PRIMERA ETAPA EL OBJETIVO DEL MINISTERIO DE TURISMO Y CULTURAS ES RECUPERAR LA IDENTIDAD HACIA ADENTRO?

-Sí, se trata de recuperarla y de buscar ese sentido de pertenencia, de sentirnos orgullosos de nuestros lugares. Defiendo muchísimo la gestión cultural que muchas veces no se la tiene reconocida como una tarea, como una acción. La Secretaría de Cultura está repleta de gestores culturales que le pusieron el hombro a cada una de las etapas. Queremos comenzar la tarea con los trabajadores de cada área, que son muchos, que tienen mucha responsabilidad, que son los primeros anfitriones de las personas que llegan de otro lugar. Pero también estamos hablando de la digitalización de nuestros documentos, de espacios de refrigeración, de la tecnología que nos va a ayudar a tener estos conceptos y no sentir que son conceptos separados de la cultura. Necesitamos digitalizar espacios, que la gente pueda llegar, encontrar formatos que inviten a más conocimiento sobre lo que se ve. Queremos que las maestras, los maestros, encuentren la información y puedan tomarla, más allá de las herramientas habituales. Queremos avanzar por todos los frentes. En Nación nos pudimos reunir con el Ministro de Cultura y notamos que tiene una mirada federal que antes no había y esto colaboró a que se genere el próximo 3 y 4 de abril el Foro de Cultura con Nación. Va a ser un antes y después. Procuramos tener un trabajo conjunto para marcar estas políticas de una manera federal concreta, no sólo de asistencia. Pensar cuál va a ser la visión de una política pública nuestra, riojana, federal, en donde no tan sólo recaiga la mirada o la responsabilidad en la Capital.

-RESPECTO DE ESTE PUNTO QUE ACABA DE SEÑALAR, PRECISAMENTE, ¿CUÁL PRETENDE QUE SEA LA MIRADA HACIA EL INTERIOR PROVINCIAL?

-Nos perdemos la posibilidad cotidiana de acompañar los proyectos, las inquietudes, de poder vincular, pero podemos generar y facilitar un trabajo más colectivo. Empezamos a marcarlo viajando al interior, generando visitas a lugares que están próximos a ser reinaugurados, con una mirada también desde el patrimonio, entendiendo que se trata de un turismo cultural, en el que el turismo se puede apoyar en el contenido cultural. Es el trabajo con cada departamento, pero la intensión es que se genere también una red regional. El turismo local y el turismo regional es todo un potencial que viene a buscar el turista de otras provincias.

-EN TODO PROCESO DE TRANSFORMACIÓN, LAS EXPECTATIVAS EN TORNO A LOS CAMBIOS QUE PUEDEN PRODUCIRSE PONEN TAMBIÉN ENTRE SIGNOS DE INTERROGACIÓN LA CONTINUIDAD DE LOS PROCESOS QUE SE VINIERON DANDO Y QUE MARCARON ALGUNOS HITOS EN MATERIA CULTURAL, COMO SUCEDE CON LA FERIA DEL LIBRO O LA FERIA DE LA MÚSICA, ENTRE OTROS. ¿CUÁL ES SU PUNTO DE VISTA RESPECTO DE LAS DUDAS QUE SE VIENEN PLANTEANDO DESDE ALGUNOS SECTORES VINCULADOS CON LA CULTURA RIOJANA?   

-Todos los espacios ganados tienen que ser cuidados y potenciados. Lejos está de este equipo de trabajo generar algún movimiento que sólo pretenda buscar marcar una diferencia. Creo que estos últimos años hubo un crecimiento y un trabajo que se debe reconocer y en algunos casos quedó la vara muy alta. Eso a mí, personalmente, me motiva muchísimo; pensar en partir desde ahí. Creo que sería más angustiante partir de un lugar de menor calidad o que no haya tenido posibilidades de armado y desarrollo. Por eso creo que partimos de un muy buen lugar que nos desafía. Tenemos la mirada plural, colectiva, queremos escuchar lo que necesita cada sector para potenciar la industria cultural de la Provincia. La Feria de la Danza para nosotros fue visibilizar espacios en conjunto; tratamos que la danza reúna todas las manifestaciones artísticas. La Provincia nos otorga profesionales diferentes, tenemos que generar a ese nivel y no solamente la presentación artística. Hablamos del arte escénico como cuerpos discursivos que generan todo un diálogo. Tenemos que apoyar toda la educación pública artística que hoy tenemos, los nuevos enfoques, las posibilidades de mostrar, de ver cómo el producto puede ser llevado a una visibilización diferente. El temor a cualquier transformación es normal, pero nosotros vamos a pedir que la comunidad de cada una de estas manifestaciones sea parte. El foco no es plantear un proyecto desde la Secretaría, sino escucharnos, ver qué queremos de una Feria del Libro. Para mí lo pendiente es esa apropiación del espacio; que la comunidad se apropie del lugar que está pensado para todos, no solamente para los interesados. 

Me parece que desde todos los sectores y con esta Secretaría que ha ido creciendo, la apuesta es seguir construyendo, seguir dando espacio a todas las miradas. Cuando se planteó la resignificación de la Chaya, por ejemplo, tuve llamados de varios escritores, de amigos preocupados por este cambio y por generar toda una ebullición, y la verdad es que lo que se planteó fue otra lectura. Fue un texto que lejos de pretender opacar, nos invitó a tener otra lectura, simplemente. Hay acciones que por ahí las tenemos ya incorporadas y ahora existe una más que va a generar en nuestros hacedores y hacedoras, otros textos nuevos. La cultura es democrática y es plural y tiene que tener esos espacios para todas las manifestaciones, los discursos, las lecturas, lo que podamos observar, y a partir de allí generar un individuo que pueda tener su propia apreciación. La cultura es dinámica, activa, se va escribiendo día a día. En algún momento pasaremos a ser hace 100 años. Tenemos que entendernos como una cultura dinámica que se construye; podemos leer todo esto y además esto otro que nos sitúa en un ámbito social diferente; nosotros mismos somos parte de ese proceso. 

-ESTÁ CLARO QUE LA SOCIEDAD ESTÁ VIVIENDO MOMENTOS DE EBULLICIÓN RESPECTO DE DIFERENTES DEMANDAS Y, EN PARTICULAR, EN LO QUE RESPECTA A LA PERSPECTIVA DE GÉNERO, ¿CUÁL ES SU MIRADA SOBRE ESTE PUNTO EN PARTICULAR, TENIENDO EN CUENTA SU COMPROMISO Y SU LUCHA, Y CUÁL VA A SER EL ROL DE LA MUJER EN LA SECRETARÍA DE CULTURA?

-Miramos para atrás y vemos que de alguna manera todo lo que se generaba en torno a la mujer, en torno a la falta de reconocimiento era porque estaba muy incorporado. Para adelante tiene que existir ese reconocimiento de que se trata de un momento histórico para que en algún momento no tengamos que pensar en el reconocimiento, sino en que el reconocimiento sea una cuestión cotidiana. Creo que ese es el desafío. Hoy por hoy la mujer está siendo muy avasallada, tenemos femicidios diarios. Por eso consideramos que es una batalla cultural la que tenemos que dar y que el protagonismo tiene que ver con visibilizar lo que antes no estábamos viendo. 

En las distintas manifestaciones artísticas y culturales, seguramente saldrá todo esto que estaba resguardado, que es desde hace tiempo y que hoy podemos decirlo. El cambio es cultural, sobre todo, y está en nosotros esa responsabilidad de las distintas acciones que llevemos adelante en favor de este cambio, de esta transformación hacia la recuperación de una sociedad más justa, más equitativa. Creo que a nosotros nos conmueve, nos emociona, nos atraviesa el dolor de todo lo que sucede de una manera muy importante. Generar una campaña de no violencia en la Chaya nació desde aquí y todo nuestro aporte va a estar en esa dirección. 

Tenemos incorporados muchos formatos que ya no son posibles ni un segundo más y creo que el mensaje, la acción, la participación que podamos abordar en cualquier ámbito tiene que ser con esa mirada. Entendernos en que tiene que cambiar la realidad, nos pasa en todos los formatos expresivos; pensamos en una programación que cumpliera el cupo femenino, y hemos tenido el diálogo para que en nuestro festival más grande podamos tenerlo. El Colectivo de la Música nace desde la Secretaría. Estamos intentando generar lo mismo con la Danza. Son procesos que comenzaron hace muchos años y eso va a permitir visibilizar trabajadoras en otros ámbitos. Desde el trabajo y la visibilización de la cuestión artística, desde el mensaje en esta batalla cultural que se tiene que abordar con perspectiva de género.

-¿QUÉ ES LO QUE MÁS LA DESVELA EN ESTA PRIMERA INSTANCIA DE GESTIÓN?

-Esta posibilidad de trabajo colectivo que tiene que hacerse más fuerte, federal, con un diálogo muy en común. Invocamos el federalismo de una manera declamativa porque lo tenemos muy incorporado, pero tenemos que vernos en esos escenarios. Estamos tratando de tener dinamismo en la participación activa en nuestro interior, pero me parece que se tiene que acortar la brecha de distancias, cruzar, generar una red cultural en potencia en nuestra Provincia tiene que ser un desafío y una visión. El reconocimiento a los trabajadores de Cultura, una carrera universitaria de gestores culturales es otro desafío; la profesionalización de muchas más potencias. El patrimonio, la protección y entendernos en una provincia cuyo acervo cultural la hace distinta. El eslabón de unión hacia nuestra historia y hacia las nuevas posibilidades o manifestaciones. Me desvela en conjunto toda la Secretaría y estamos en ese proceso de construcción. Nos vamos reconociendo con el Ministerio de Cultura de la Nación que nos propone, por ejemplo, generar un convenio con el CCK. La acción y el diálogo generan el proceso de batalla cultural. Cabe en nosotros la responsabilidad de una perspectiva de género en todas las manifestaciones, en todas las acciones que abordemos, desde las locuciones hasta los equipos de trabajo y producción; en la gente que se congrega. El que tenemos es un desafío social y va dándose en buenos procesos. 

(La presente entrevista fue publicada en el suplemento 1591 Cultura + Espectáculos de diario NUEVA RIOJA)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

12 − 12 =