La Rioja se abre paso desde la pantalla grande

El arribo de una súper producción nacional pone a la Provincia en el radar de la industria cinematográfica que, a su vez, da lugar a la posibilidad de mostrar las bellezas naturales de nuestro territorio, traducido esto en potencial turístico. La figura del reconocido actor Osvaldo Laport, protagonista del film «Hombre muerto» y un intenso trabajo de la Dirección General de Cine, dependiente del Ministerio de Turismo y Culturas, como eje de gestación de mano de obra riojana y una puerta abierta de par en par a los talentos locales. ¡Luz, cámara y acción!

La Reserva Provincial Los Colorados está ubicada entre los departamentos Independencia y Chilecito, en el sudeste de La Rioja. Para ser más precisos, se encuentra en cercanías de la Ruta Nacional 74, a unos 20 km hacia el noroeste de la localidad de Patquía, donde se levanta imponente una formación del triásico superior de areniscas con alto contenido de hierro lo que produce su coloración rojo intenso, cuyos bloques de hasta 90 metros de altura adquirieron curiosas formas como consecuencia de la intensa erosión.

Como tal (reserva) fue creada a fines del año 2015 mediante la Ley Provincial Nº 9714, que en su articulado inicial no definió con precisión los límites y superficie definitivos de la reserva. Esta zona estaba incluida en el Decreto Provincial 2.357/80 como uno de los bienes patrimoniales de la Provincia. El objetivo de creación de la reserva es la conservación y protección del patrimonio arqueológico y cultural existente en la zona.

Entre sus puntos de interés, dejando de lado el rutilante paisaje que impacta a primera vista, se encuentran la Cueva del Chacho, sitio dónde se refugiaba el caudillo Ángel Vicente Peñaloza en sus desplazamientos por la región y un maravilloso legado arqueológico compuesto por petroglifos concentrados en siete bloques de arenisca roja cuya datación se estima en 900 años. En las cercanías se encuentran tres zonas con morteros de piedra, en tanto que no hace mucho tiempo atrás se hallaron urnas funerarias y restos óseos de aborígenes.

Todo lo señalado anteriormente, sin embargo, a partir de ahora se podrá resumir de la siguiente manera: Los Colorados fue (y lo será por siempre) una de las locaciones en las que se filmó «Hombre muerto», la película protagonizada por el reconocido actor Osvaldo Laport y en la que participaron también actores y técnicos locales, en una experiencia que, seguramente, resultará inolvidable por todo lo que implica en su esencia y proyección a futuro, no solo en materia cinematográfica.

Hace un buen tiempo ya que La Rioja viene trabajando intensamente en la ardua tarea de posicionar a nuestro territorio en el «radar» de las grandes producciones. Esa tarea, que tiene a la Dirección General de Cine, dependiente del Ministerio de Turismo y Culturas como protagonista fundamental derivó en esta ocasión en el arribo de una súper producción nacional que marcará un hito del que pocos antecedentes se encontraban hasta ahora (la última señal en este sentido se dio en los años ’90): un film rodado íntegramente en nuestra Provincia y con la participación de talentos locales en la actuación y en la técnica.

«Hombre muerto» es la película en cuestión. Cuenta con la dirección de Andrés Tambornino y Alejandro Gruz y con la producción de Gabriel Sucari y Daniel Burak de las Productoras ADART Producciones S.R.L. y JUMP Producciones S.R.L. La expresión que define el nombre del film se utiliza en dos acepciones: una es la del sistema que se activa cuando el conductor de un tren se duerme; la otra, un hombre que tiene que morir.

Como se señaló anteriormente, la película de Tambornino y Gruz, cuenta con la participación del Ministerio de Turismo y Culturas, a través de su Dirección General de Cine y la Film Commission La Rioja. Además, esta producción nacional que se convertirá en una enorme vidriera para La Rioja, sumó también el apoyo de las autoridades municipales de los departamentos Independencia y Rosario Vera Peñaloza, en un aporte fundamental para el intento que viene realizando el Gobierno de la Provincia en pos de desarrollar la industria audiovisual local, generar empleo y fomentar la identidad cultural.

En definitiva, un punto de partida para comenzar a trazar la geografía riojana desde otro punto de vista que permita, al mismo tiempo, fundar una nueva manera de encarar este tipo de proyectos que ponen a La Rioja en el centro de una escena que se va complejizando a medida que el tiempo avanza y las nuevas tecnologías se imponen en lo cotidiano. Una exigencia extra que requiere no sólo del compromiso de las autoridades provinciales, sino también de los protagonistas que deben intensificar su capacitación. Las puertas están abiertas de par en par. El día es hoy. El legado, será a tiempo ilimitado.

Osvaldo Laport, protagonista de «Hombre muerto», película que se filmó íntegramente en La Rioja.

LOS COLORADOS, CINE Y DESPUÉS

El pueblo despierta temprano. Se sacude la modorra de una noche estrellada y se apresta a vivir una de las primeras jornadas calurosas del año, en medio de un escenario en el que el entorno se tiñe de polvo, desde el suelo arenoso hacia el horizonte. Todo parece conservar la tranquilidad y la forma habitual bajo la intensidad de un sol que ya presagia su intensidad. Sin embargo, ese martes (28 de septiembre de 2021) no va a ser un martes más en el calendario que allí, en esa órbita en la que se respira un aire que casi se puede palpar, parece extenderse más de la cuenta.

La mirada de los habitantes del lugar se abre a la curiosidad y al asombro, y a una especie de ansiedad amortiguada por ese devenir cotidiano que se asemeja mucho a una pausa, pero que en realidad encierra en su interior, en el corazón de Los Colorados, una manera de vivir la vida muy diferente a la de la ciudad, sin ese frenetismo tan característico de quienes corremos a diario para llegar siempre al mismo lugar o, simplemente, para no llegar a ningún lado.

Hace mucho ya que dejó de pasar el tren. Tanto que los durmientes de las vías solidifican ahora las paredes de los ranchos, junto a lo imperecedero del adobe que abriga en invierno y aísla del calor en verano, cuando las temperaturas aprietan las ilusiones y los sueños se agolpan en la mesa familiar, mientras el eco de una radio grabador llega distante, desde el bar que, por esta mañana (y tal vez en lo sucesivo) tiene otro nombre: «Hotel confitería Don Camilo».

«Hoy estamos movilizados» dice Alicia Perafán, habitante desde siempre de Los Colorados. «Estamos contentos porque es un día histórico, es la primera vez que le toca a Los Colorados», agrega esta ama de casa que, además, es también guía turística y amplia conocedora de ese pequeño territorio riojano en el que habitan 22 familias (unas 70 personas aproximadamente). «Han pintado las paredes, han renovado todo. Estamos todos movilizados; estamos todo el pueblo trabajando y participando», reafirma Alicia. Y se reafirma, al mismo tiempo, en ese remolino de sensaciones, de emociones que la tienen como protagonista. Sí, como protagonista de una película que nunca siquiera hubiera imaginado, pero que por estos días dejará en su terruño una huella que perdurará en el tiempo y que trascenderá las fronteras. Y es que Alicia siente que por fin Los Colorados va a estar en el centro de la escena, cinematográficamente hablando. Y que ese pueblito apartado y tranquilo, en el que el Chacho supo refugiarse, va a trascender las fronteras desde la pantalla grande, donde La Rioja también abrirá las puertas y dará los primeros pasos hacia un futuro promisorio, de la mano del séptimo arte.

Alicia sabe, mejor que nadie, que ese día y los días por venir, marcarán un antes y un después, como no ocurrió antes. Y que toda esa revolución de gente que llega va a dejar mucho más que una huella en esa tierra que se amolda a los caprichos de los vientos que soplan por aquí y por allá. Por eso en su rostro agrietado por los años y las condiciones de un clima muchas veces impiadoso, se dibuja una leve sonrisa, muy propia -además- de las maneras de los habitantes del interior profundo, donde ni la sonrisa sobra y todo se da en su justa valoración y medida, aunque siempre en actitud de generosidad plena.

«Es la primera vez que le toca a Los Colorados», dice Alicia. Y en esa expresión va mucho más que el hecho puntual de que esa localidad ubicada entre los departamentos Independencia y Chilecito, sea una de las elegidas para filmar «Hombre muerto», la súper producción nacional que se filma íntegramente en nuestro territorio y que, a partir de ese acontecimiento trascendental, inaugura una nueva era audiovisual en La Rioja. Para Alicia es como ganarse la lotería o el PRODE -si nos situamos de acuerdo a la temporalidad en la que se desarrolla el film-. Pasa una vez y, muy probablemente, ya no vuelva a pasar. Pero esa vez que pasa es suficiente como para que lo que venga después sea lo más parecido a un universo de posibilidades, que de eso se trata, al fin y al cabo.

Y sobre eso, precisamente, viene trabajando el Gobierno Provincial a través del Ministerio de Turismo y Culturas que, a su vez cuenta con la Dirección de Cine que puso en marcha la Film Commission, ente a través del cual los realizadores del país y el mundo pueden gestionar locaciones, técnicos locales y logística para realizar producciones audiovisuales íntegramente en La Rioja, teniendo como meta que tanto los actores como los técnicos locales puedan participar y adquirir una experiencia que, en este contexto, resulta de vital importancia.

Hebe Estrabou, titular de la Dirección de Cine, lo explica con claridad: «Hemos creado una dirección que se llama Film Commission La Rioja, una oficina en la que se apoya a producciones nacionales o internacionales que quieran filmar en la provincia. Estuvimos trabajando para que, cuando leímos el guión, elijan las locaciones, los estuvimos acompañando a distintos lugares para que puedan elegir y, además, una vez realizada la selección de los lugares, contactar con los municipios; hicimos el casting de actores, el casting de técnicos, y ahora los estamos asistiendo en todo lo que se pueda, en las necesidades que surjan diariamente».

Estrabou hace referencia a «Hombre muerto», la película que cuenta con la dirección de Andrés Tambornino y Alejandro Gruz y con la producción de Gabriel Sucari y Daniel Burak de las Productoras ADART Producciones S.R.L. y JUMP Producciones S.R.L.

También presente en Los Colorados, Estrabou cuenta que «eligieron a este lugar como parte del set de filmación, no solamente por sus paisajes, por sus características fisiológicas, sino por el pueblo. En la estación del tren, y la parte del pueblo donde hay un hotel, una iglesia y una comisaría se desarrollará parte de la filmación. Esto ha sido transformado para que parezca de los años ’80».

Sin embargo, y más allá de la importancia que conlleva en sí mismo el hecho de que una producción nacional haya decidido apostar a La Rioja, Estrabou -que ha tenido un rol fundamental a la hora de lograr la concreción de este hecho histórico para la Provincia- va un poco más allá y traza con precisión los objetivos, relacionados con la posibilidad de generar mano de obra local. «Ha sido una de las cosas que propusimos; nosotros brindamos todo el apoyo, pero solicitamos que se contrate gente de La Rioja. Tenemos que profesionalizar a nuestros técnicos, es la primera vez que nuestros técnicos usan el equipamiento que han traído, muy profesional, de última generación, casi lo último en iluminación y que han venido las cabezas de equipo, que son el director de fotografía, el director de la parte de sonido; nuestros técnicos son los asistentes de todas las cabezas de equipo, entonces se está formando un equipo en arte, en fotografía, en sonido, en dirección que es para nosotros muy importante».

Hebe Estrabou, a cargo de la Dirección de Cine dependiente del Ministerio de Turismo y Culturas.

Tan importante como lo es para Alicia Perafán el hecho de que Los Colorados pueda visualizarse desde otro lugar y de otra manera y, en esa misma dirección, a La Rioja toda. «A nosotros se nos abre un camino muy amplio de producción; en la Provincia se puede producir, se puede invertir para poder hacer trabajos acá. Creemos que esto es una puerta que se abre para recibir nuevas producciones y también poner el ojo en las producciones internacionales para que puedan venir a filmar acá», resume Estrabou.

Y sus palabras, lanzadas con convicción y firmeza hacia un espacio en el que el futuro comienza a tomar forma para las artes audiovisuales en La Rioja, resuenan como ecos en las expresiones del ministro de Turismo y Culturas de La Rioja, otra de las piezas clave para un engranaje que comienza a moverse con tanta sincronicidad como determinación. «Esto es muy importante para la Provincia, porque a través de la Dirección General de Cine que conduce la licenciada Hebe Estrabou, junto a Diego Díaz y un grupo de jóvenes que se están incorporando, que tuvieron la oportunidad de estudiar en otras provincias, pero que están radicados acá, se nos ocurrió la propuesta de incorporarlos a la estructura del Ministerio, y una de las propuestas era esta, seducir a las productoras nacionales para que definan como escenario a La Rioja. A partir de esto es que afrontamos el desafío del desarrollo del polo audiovisual», señaló el funcionario provincial, consustanciado con una causa que, en sí misma, también implica la posibilidad de un desarrollo turístico para la Provincia.

«Cuando asumimos esta idea, partimos de trabajar desde un área que ya existía, pero con el claro objetivo de levantar la vara. Fue a partir de allí que trabajamos con varios intendentes, convocamos a la gente del Gabinete que ya tuvo relación con el cine, como es el caso de Gabriela Pedrali. Pretendíamos un largometraje que se realizara todo en La Rioja y se dio el caso de ‘Hombre muerto’, con estas productoras, con destacados directores y destacados artistas», contó Luna.

Y, al igual que Estrabou, hizo hincapié en la necesidad de apostar a la mano de obra local. «Una de las condiciones que pusimos fue que la primera actriz fuera de La Rioja y así sucedió. Se hizo el casting, y también se contrató a varios riojanos en papeles secundarios, muchos extras, y los técnicos fundamentalmente. Esto es una industria, esto genera trabajo, moviliza las economías y fundamentalmente nos da la posibilidad de que nos mire el mundo. Nos hace bien porque se robustece la propuesta de desarrollo del cine en La Rioja. Hay que reconocer que nos pidieron más técnicos de los que tenemos; vamos a trabajar en la capacitación. Estos primeros pasos han sido muy importantes para entrar nuevamente en la consideración de las productoras más importantes de la Argentina. El secreto del desarrollo del polo audiovisual es que La Rioja adquiera a futuro todo el equipamiento; podemos ofrecer ese servicio al resto de las provincias y generar lo que se espera: puestos de trabajo. Además, con estas producciones se van a descubrir escenarios naturales únicos. Y lo que es más importante aún, que más allá de las cifras, de los números, hay personas».

Gustavo Luna, Ministro de Turismo y Culturas de la Provincia.

«EL PATRIMONIO DE LA VIDA»

«Hombre muerto constituye una atracción en sí misma para La Rioja, por todo lo que implica la posibilidad de desarrollar íntegramente en nuestro territorio una producción audiovisual que ancla sus pretensiones tanto en un guión bien logrado, como en un respaldo tecnológico de primer nivel. Pero como si todo esto fuera poco, la película de Tambornino y Gruz, cuenta además con la presencia de uno de los actores con mayor renombre en el país y con una dilatada trayectoria que le valió muchos éxitos y reconocimientos en televisión y teatro: Osvaldo Laport (65).

El actor nacido en Juan Lacaze (Uruguay) es marca registrada y, como tal, cada una de sus intervenciones despiertan el interés de un público que lo viene siguiendo desde hace mucho tiempo, no solo en nuestro país, sino también en otros países en los que es ampliamente reconocido por su actividad, y también por su tarea como Embajador de Buena Voluntad del ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados).

Desde ese espacio conquistado a fuerza de trabajo y compromiso, Laport aceptó el desafío de encarnar el personaje principal de la película «Hombre muerto», cuestión que lo hizo arribar a estos pagos, donde con humildad evidente y sincera estrechó lazos con quienes aportan desde La Rioja a esta súper producción nacional, entre ellos actores como Yanina Campos y Harold Agüero y un nutrido grupo de técnicos que han aportado no sólo su conocimiento, sino también esfuerzo y compromiso con la tarea encomendada.

De allí que sea el propio Laport quien reconozca en primer lugar a los trabajadores riojanos. «Hay que visibilizar, más allá de esta película, a todos los trabajadores que estamos ensamblados; los trabajadores de La Rioja, además de la riqueza geográfica que tiene esta provincia. Estamos todos quienes venimos de Buenos Aires, sorprendidos con su geografía, con sus bellezas y con la posibilidad de visibilizar sus paisajes maravillosos. Pero también el valor humano, los trabajadores. Si hay algo que disfruto cada día, cada jornada, es el entusiasmo de cada uno de los trabajadores que nos hemos ensamblado aquí en La Rioja, no solamente el talento artístico, sino también el talento técnico, que hay muchísimo. Bienvenida sea esa inquietud de crear una fuente de trabajo, un polo audiovisual en La Rioja», afirmó el actor al arribar a Los Colorados.

Y agregó: «Es una fiesta todo el tiempo, y lo digo de verdad. Me sucede algo muy curioso y es que estoy como muy emocionado; confieso que desde que llegué a La Rioja estoy más sensibilizado de lo que es común a mi personalidad. Creo que esto está relacionado con lo sano que son los hombres y mujeres, almas de buena voluntad como siempre digo, que nos están acompañando segundo a segundo, minuto a minuto en cada lugar que vamos; la generosidad, la sensibilidad, el acompañamiento, la alegría. Eso nos sensibiliza a todos».

Aún con su amplia experiencia y recorrido, Laport no olvida sus orígenes que se remontan a su infancia, vivida en un pequeño pueblo de Uruguay. Tal vez a ese punto remite su sensibilidad, a lo que agrega una sencillez que lo aproxima a la gente con la que viene trabajando desde su llegada a La Rioja. «Lo que se disfruta es eso, el entusiasmo. Son jornadas muy intensas, el guión, más allá de lo atractivo de esa historia que verdaderamente es muy emocionante. Hemos trabajado en lugares en los que se hace más difícil hacerlo por el clima, el sol, el viento zonda, todo lo que está relacionado con la naturaleza y la realidad transforma cada jornada en horas muy intensas. Hay algo que se rescata y hay que exteriorizarlo, y eso es el entusiasmo que está intacto desde el primer día», afirma.

Ese entusiasmo, precisamente, es el que Laport deja traslucir a través de cada palabra y en la comunión con sus pares, a los que destaca permanentemente y pide por su reconocimiento. Y sobre eso, también, señala la importancia de un guión en el que «el personaje brinda la posibilidad de mostrar a esta sociedad; por suerte estamos bregando por una sociedad mucho más inclusiva, mucho más sensible y es una historia verdaderamente sensible, que deja un mensaje de reflexión a la hora de preguntarnos qué nos está pasando como sociedad». Y asociado a eso, deja una última reflexión respecto de lo que le dejará su paso por La Rioja: «Creo que está relacionado con el patrimonio de la vida, simplificar más la vida. Hace muchos años soy embajador del ACNUR, viajo por el mundo visitando crisis humanitarias y es eso lo que más me mantiene sano de alma. La posibilidad de disfrutar cada momento. Entrar a este pueblo, conocerlo, cada jornada es una fiesta y eso, ese es el patrimonio de la vida».

«HAY QUE HACERLO, HAY QUE IR PARA ADELANTE»

Palabra de Director. Alejandro Gruz no podía faltar a la cita en Los Colorados, donde se desarrolló parte de la filmación de «Hombre muerto», la película que dirige junto a Andrés Tambornino y que, tal como lo señaló, se estrenará el año que viene. Gruz se mostró agradecido con La Rioja: «Nos ofrecieron un apoyo logístico importante; cuando llegamos a Los Colorados dijimos ‘este es el pueblo’, con su iglesia, con su bar, la estación de tren. Acá estamos, hemos intervenido muchas cosas, pero mantenemos la base del pueblo. También encontramos en Chepes el lugar indicado para otra de las escenas. Estuvimos filmando ahí cinco días y los últimos 15 días estaremos aquí, en Los Colorados. Pero lo más importante es que la Provincia va a estar en primer plano», aseguró.

Al igual que Osvaldo Laport, Gruz destacó la tarea de los «locales» y expresó su «satisfacción» por el hecho de haber seleccionado a gente de La Rioja para que sea parte del film. «Tomamos gente y estamos muy contentos, tanto con los técnicos como con los talentos y tenemos también un montón de extras. Estamos muy felices con todo».

«Hacer cine siempre fui difícil y en este contexto de pandemia es más difícil aún por los riesgos. Pero hay que hacerlo, hay que ir para adelante, con el apoyo de los gobiernos es más llevadero; va fluyendo, vamos haciendo. Estamos felices y agradecidos. Ellos (Gobierno de la Provincia) nos ayudaron muchísimo y todo es muy fluido. Hay intercambio, vamos resolviendo. Honestamente, La Rioja es increíble. La logística es difícil, si no hubiéramos tenido el apoyo, hubiera sido imposible. Logramos lo que parecía imposible. Cuando vean las imágenes no lo van a poder creer. Laport está feliz de estar acá», concluyó.

Alejandro Gruz, uno de los directores de «Hombre muerto».

UNA «PEQUE» QUE SUEÑA EN GRANDE

La Rioja estará representada en «Hombre muerto» no sólo a través de sus paisajes imponentes y el elogiado trabajo de sus técnicos, que se ensamblaron con quienes llegaron desde Buenos Aires, sino que también tendrá una protagonista excluyente: Yanina Campos, la «Peque», quien desde su frescura interpreta a Patricia, personaje que es pareja de Almeida (Osvaldo Laport) y que a lo largo de la película atravesará por diferentes estados emocionales.

Llevado a la realidad, Yanina vive por estos días, sin lugar a dudas, uno de sus mejores momentos como artista, en medio de una súper producción a la que accedió luego de haber superado el casting correspondiente y que hoy la lleva a cumplir en grande uno de esos sueños que, por diferentes circunstancias, a veces resultan hasta imposibles de imaginar.

«Peque» es riojana, tiene de 32 años y es integrante del reconocido «Circo Azul», dirigido por Marcos Vega que –según contó- fue quien la incentivó a ella y otros compañeros a presentarse en el casting. Si bien actúa en teatro y obras infantiles esta es su primer experiencia en el cine. «Es un sueño que nunca pensé vivirlo» aseguró y pidió a todos los actores de La Rioja «que sigan soñando, que sigan estudiando, porque los sueños en algún momento se hacen realidad».

Yanina Campos, la actriz riojana que es protagonista junto a Osvaldo Laport.

ELENCO «HOMBRE MUERTO»

Osvaldo Laport

Yanina Campos

Harold Agüero

Sebastián Franchini

Diego Velázquez

Daniel Valenzuela

Oliver Kolker

Roly Serrano

DIRECTORES

Andrés Tambornino – Alejandro Gruz

PRODUCTORES

Gabriel Sucari (Jump Producciones) y Alejandro Gruz

Daniel Burak (Adart Producciones)

TECNICOS LOCALES

Carolina Donaire

Rodrigo Maciel

Ana Paula Casado

Federico Arellano

Franco Romero

Victoria Guzmán Soria

Agustín Ricciadiello

Juan Pedro de Torres

Marcelino Avallone

Pedro Agost

Adrián Di Natale

Hernán Moreno

Neri Guillen

Horacio Gómez

Chofer Camión de equipos (Chepes) Miguel Domínguez

Chofer Motor Home (Chilecito) – Marcos Moreno, de la empresa Salir del cráter!

Catering en Amaná – Rosa Romero

Municipalidad de Rosario Vera Peñaloza

Intendente Cristina Pérez

Flavia Martin (Turismo)

Fernando Ruarte (Cultura)

Municipalidad Independencia

Raúl Gómez (Turismo)

Florencia Castro (Cultura)

(La presente nota fue publicada en el suplemento 1591 Cultura+Espectáculos de diario NUEVA RIOJA)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp